Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Información fundamental Patrimonio cultural Sitios arqueológicos con esferas Sitios con esferas como patrimonio mundial

El Diquís, las esferas de piedra y su valor cultural universal

El Diquís, las esferas de piedra y su valor cultural universal

Hoy, 23 de junio se celebran los dos años de la declaratoria de un conjunto de sitios arqueológicos del sur del país como patrimonio de la humanidad por parte de UNESCO. Con esta declaratoria, y por primera vez, una parte del patrimonio arqueológico de Costa Rica se elevó al mismo nivel que muchos otros sitios del mundo que se han distinguido por crear obras singulares y representativas de la capacidad humana a través de la historia.

Este reconocimiento mundial es para los pueblos indígenas que vivían en el Pacífico Sur del país en tiempos precolombinos y para sus descendientes. Es también un reconocimiento para el pueblo costarricense que tiene la responsabilidad de conservar y poner en valor este patrimonio.

Escribí este texto para el Suplemento Áncora del diario La Nación. Salió publicado el domingo 19. Lo comparto aquí para quienes no tuvieron oportunidad de leerlo.

————————————————————————-

Un grupo de sitios arqueológicos (Finca 6, Batambal, Grijalba y El Silencio) constituyen el conjunto de patrimonio mundial denominado “Asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra del Diquís”. Son asentamientos representativos de sociedades cacicales, una forma de organización socio-política definida desde la antropología.

Grijalba 4 copia
Los sitios del Diquís declarados patrimonio de la humanidad comparten una arquitectura basada en el uso de la piedra -cantos rodados sin uso de argamasa- para construir las bases de las viviendas. Grijalba es uno de ellos. Foto: Diego Matarrita.

Los cacicazgos, jefaturas o sociedades de rango se consideran como una “etapa” de desarrollo de la humanidad. Estas sociedades se caracterizan principalmente por ser pueblos sedentarios, agrícolas y con una significativa población. Son sociedades marcadamente territorialistas y con fuertes diferencias sociales a su interior. No son sociedades igualitarias; tampoco están conformadas por clases sociales. Son un paso intermedio; son la transición a lo que se define como sociedades estatales.

Aunque se han documentado distintas sociedades de tipo cacical en el mundo, el sitio de patrimonio mundial del Diquís tiene algo especial, que fue determinante para su declaratoria: las esferas de piedra.

Y ¿por qué tener esferas fue determinante?

Hay varias respuestas a estas preguntas, sin embargo hay algo fundamental: las esferas del Diquís son objetos escultóricos ante todo. Es piedra tallada; esculpida por manos humanas y no por la naturaleza. Son producto de la creación indígena precolombina, de su experiencia, de su capacidad de trabajo y de un pensamiento innovador materializado en mas de 350 ejemplares.

Esfera Parque palmar sur agosto 2014
Las esferas de piedra son mucho más que forma y tuvieron un uso y un significado más allá de símbolos de poder. Esferas en el parque de Palmar sur, Osa. Foto: Diego Matarrita.

 

Las esferas de piedra del Diquís se fabricaron mediante una tecnología basada en otros instrumentos de piedra y quizá de madera y otros materiales duros. En ese tiempo, en la Centroamérica precolombina no habían bueyes, caballos ni otros animales de tiro. Tampoco se usaba la rueda ni ninguna forma de transporte que no fuera la capacidad humana de cargar o mover individualmente o en grupo las cosas.

El gran valor de las esferas de piedra radica en que se hicieron bajo condiciones tecnológicas y sociales que hoy se consideran muy difíciles. No obstante, los indígenas hicieron varios cientos de ellas con forma casi perfecta, con acabados finos en muchos casos y con tamaños que van desde unos pocos centímetros hasta los 2,6 metros de diámetro.

saul y la esfera 5
Elaboración actual de esferas de piedra con materiales propios de la zona. El gabro y la granodiorita fueron las rocas más utilizadas para hacerlas y ambas se encuentran en diversos puntos del Pacífico Sur. Foto: Diego Matarrita.

Las esferas se produjeron y usaron aproximadamente desde el 400/500 después de Cristo (d.C.) hasta la conquista española. O sea, durante más de mil años. Este fenómeno creativo no fue común para todo lo que hoy llamamos Costa Rica. Las hicieron y usaron pueblos ubicados en la cuenca del Río Grande de Térraba y la Cordillera Costeña en el Pacífico Sur.

En lo que hoy denominamos como los cantones de Pérez Zeledón, Buenos Aires, Osa, Coto Brus y Golfito se concentraron los asentamientos precolombinos con esferas. Estos lugares son un segmento del extenso territorio que abarcó la región arqueológica Gran Chiriquí, que es el marco cultural al que se circunscriben los pueblos que vivían aquí. Eran pueblos de largo arraigo territorial que habitaban la región desde milenios atrás.

En el Pacífico Sur de Costa Rica había otros pueblos, anteriores y contemporáneos a los de las esferas, que no fabricaban ni usaban estos objetos. Pueblos que compartían unas cosas, y otras no. Por eso hay similitudes en los objetos cerámicos, en los instrumentos de trabajo, en la manera de ocupar el territorio, en la metalurgia, entre otros aspectos. Sin embargo, parece ser que el mundo de objetos simbólicos materializados en piedra no era común a todos.

Es por lo anterior que entre los mas de mil sitios arqueológicos registrados en el Pacífico Sur solo en 57 había esferas. Esto es un indicio de la diversidad cultural que había en la región.

 

Mapa distribución de sitios con esferas copia
Cada punto rojo corresponde a un sitio arqueológico del Pacífico Sur de Costa Rica donde se han registrado esferas de piedra. Mapa elaborado por Felipe Sol.

Las esferas fueron elementos integrados al paisaje cultural. Formaban parte de los espacios públicos en plazas, o estaban colocados en zonas de paso o a la entrada de viviendas de uso especial. También fueron usadas para demarcar lugares de significado especial, sea para conmemorar o para marcar el paso del tiempo y eventos astronómicos. Se usaron solas, o como parte de agrupamientos en distintos asentamientos.

Finca 6 alineamiento 15
En Finca 6, uno de los cuatro sitios declarados patrimonio de la humanidad, se encuentra el único conjunto de esferas conservado en su lugar original. Los datos apuntan a que la posición de este conjunto y su orientación estén relacionados a un uso astronómico. Foto: Diego Matarrita.

¿Y cuánto pesan? Hay más de 50 esferas con pesos superiores a una tonelada. Las más grandes superan las 10 toneladas y excepcionalmente una de ellas –la del sitio El Silencio– alcanza las 26 toneladas. Esta capacidad de mover esculturas tan pesadas, a veces a lo largo de varios kilómetros, en terrenos con topografía irregular y con densa cobertura boscosa son parte del gran valor cultural que tienen.

El Silencio en su drama
La esfera del sitio El Silencio es la de mayor tamaño que se conoce. mide 2.66 m de diámetro y pesa cerca de 26 toneladas. Este dato se tiene después de haber sido medida con un escáner láser de alta resolución por un equipo del LANNAME de la UCR. Es una esfera conmemorativa o usada para demarcar un lugar de significado especial. Foto: Diego Matarrita.

Las esferas son diferentes entre ellas. A pesar de compartir la misma forma, no todas se usaron igual, ni tuvieron el mismo valor social, ni el mismo valor de producción. Tampoco el mismo valor simbólico.

Los elementos que las definen y diferencian tienen que ver con el trabajo invertido en su fabricación: son diferencias en cuanto a tiempo dedicado a preparar sus superficies para obtener una textura fina, y también en cuanto a los medios requeridos para transportarlas y ubicarlas en sus emplazamientos finales. Todas estas diferencias obedecen a criterios económicos y sociales, más allá del valor simbólico o significado que hayan tenido.

Es posible que el valor social de las esferas haya estado determinado por la suma de sus cualidades (simetría, materia prima, tamaño, color y textura). Estas cualidades, unidas al lugar donde fueron usadas y a las prácticas sociales de las que formaron parte, marcaron las diferencias entre ellas y entre las distintas comunidades que las poseían.

Las esferas fueron objetos escultóricos fuertemente relacionadas con ejercicios de poder económico (poder hacer-poder tener-poder cuidar) y político-social (poder convencer-poder organizar) en sociedades en las que el uso de imágenes de alto contenido simbólico fue muy importante. También fueron objetos generadores de conocimiento y concentraron en su producción y uso formas de saber acumuladas por siglos.

Alineamiento sol esferas Finca 6 2
Día de sol cenital en el Pacífico Sur de Costa Rica. Esto ocurre dos veces al año -12 de abril y 30 de agosto. En el amanecer de esos días se puede ver el sol salir en la misma dirección que las esferas del sitio Finca 6. Foto: Diego Matarrita.

El uso de esferas no fue un elemento aislado. A lo largo de casi mil años convivieron y fueron producidas para ser usadas y vistas junto con otros objetos escultóricos en asentamientos en los que muchas veces existían plazas y espacios abiertos en los que lucían como esculturas públicas.

Los grandes asentamientos llegaron a tener hasta 30 esferas; los pequeños, unos pocos ejemplares. Fueron hechas para el consumo interno, no para el intercambio; de ahí que su circulación y uso haya sido relativamente restringido.

Pero el tiempo las transformó en objetos universales. Quinientos años después de que se hayan terminado de fabricar, estas magníficas esculturas de uso local se han convertido en orgullo y símbolo de todo un país, e incluso Patrimonio de la Humanidad.

Por eso, el 23 de junio es un día para celebrar. También es un día para honrar a los pueblos indígenas. Un día para reconocer quienes han sido y son. Y es un día para recordar la responsabilidad histórica que tenemos de cuidar, conservar y poner en valor el legado de estos pueblos.


Enlace de la publicación en el diario La Nación: http://www.nacion.com/ocio/artes/Diquis-esferas-piedra-cultural-universal_0_1567843233.html

 

 

Categorías
Escultura en piedra esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Lo que pienso de ...

Esferas precolombinas y una zorra que mira su sombra

Mi amiga Carolina me regaló un libro del gran Gibrán Jalil Gibrán para mi cumpleaños recién celebrado. Hoy domingo me he puesto a leerlo y he encontrado esta pequeña historia:

Cuando salía el sol, la zorra miró su sombra y se dijo “Necesito un camello para la hora de la comida.” Y buscó un camello durante toda la mañana. Llegado el mediodía, tornó a mirar su sombra, y pensó. “Me parece que me conformaría con un ratón.

Mientras lo leía recordé las sombras sobre las esferas de piedra y los amaneceres en Finca 6. Y es que al igual que lo percibió la zorra de la historia, en ciertos amaneceres en Finca 6 observamos nuestras sombras alargadas como si fuéramos gigantes.

Tan largas eran nuestras sombras que medían como 15 metros.  Al igual que la zorra pensando en la comida, nuestro almuerzo hubiera requerido una vaca entera.

Sombras en Finca 6 copia
Sombras alargadas en un amanecer en Finca 6. Foto: I. Quintanilla.

Hay tantas cosas ocurriendo a nuestro alrededor que ni nos damos cuenta de que ocurren. En el caso de las sombras, conforme el sol va subiendo ellas se van encogiendo hasta casi desaparecer al mediodía, especialmente si es en un día de sol cenital. Por eso la zorra pasó de buscar un camello a conformarse con un ratón.

Esferas con sombra
Esfera del Parque de Palmar Sur, Osa, un día de sol cenital cerca de las 9:30 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Aunque no seamos siempre conscientes, el movimiento del sol cambia nuestra percepción de las cosas. Las sombras y la luz son el fondo sobre el que ocurren muchos de estos cambios. Y esto no lo sabía la zorra.

Esfera Parque palmar sur agosto 2014
Esferas precolombinas del Parque de Palmar Sur, Osa en un día de sol cenital a las 11:35 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Es bueno saber que la gente indígena que hizo y usó las esferas de piedra precolombinas entendían y gustaban de las sombras y de la luz. Las esferas les ayudaron a entender los cambios en el tiempo. Eran, entre otras cosas, objetos de memoria y de conocimiento. Estos indígenas descubrieron lo que la zorra no sabía en esta historia. Por que ellos sí entendían las sombras y sus movimientos.

Mas sobre esto:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/09/05/regalos-de-la-vida-y-de-la-arqueologia-un-amanecer-de-abril-en-finca-6/

https://ifigeniaquintanilla.com/2015/05/02/un-regalo-en-imagenes-las-esferas-alineadas-de-finca-6-y-el-sol-cenital/

Nota: el libro que me regaló Carolina se llama “El loco y Lágrimas y sonrisas”. Biblioteca EDAF, España. 1998.

Categorías
Esferas de piedra precolombinas

Un regalo en imágenes: las esferas alineadas de Finca 6 y el sol cenital

Hay imágenes que impresionan, que gustan y que sugieren. Dentro de los cientos de fotos que Diego Matarrita tomó el año pasado para el nuevo libro sobre las esferas de piedra hay varias que me han atrapado. Hoy quiero compartir algunas de  ellas para que también los cautiven y vean parte de Finca 6 desde la mirada de Diego.

Finca 6 amanecer 2 copia
Amanecer en el sitio arqueológico Finca 6. Foto: Diego Matarrita.

Esta primer imagen es de un amanecer en el Sitio arqueológico Finca 6. Fue tomada en uno de los días en que el sol sale en la misma dirección que el conjunto de esferas que caracterizan el lugar. Eran cerca de las las 5:40 de la mañana. El sol surgió entre la bruma mañanera, después de una tarde-noche de lluvia. Era una bola blanca, redonda, perfecta. Era otro sol. No el amarillento y luminoso que impide mirarlo directamente. Este era blanco, enorme, imponente. Se dejaba mirar.

Finca 6 alineamiento 15
Esferas A y B de Finca 6. Están cubiertas por mas de 150 centímetros de sedimento depositado por las inundaciones del Río Grande de Térraba a lo largo de casi mil años. Foto: Diego Matarrita.

El conjunto de esferas de Finca 6 se conserva en el último lugar en que fueron colocadas hace unos mil años.  Esto es único. Único por lo que nos dicen y único por que se ha conservado de milagro. Había otros conjuntos de esferas alineadas y formando figuras geométricas cerca de Finca 6, en el Delta del Diquís, pero fueron destruidos y ya no existen. Finca 6 es un milagro. Ahora es Patrimonio de la Humanidad declarado por UNESCO. Es un milagro con futuro asegurado.

Finca 6 es un milagro y un regalo. Ahora sabemos que este alineamiento está relacionado con las dos fechas en el año en que el sol está en el cenit en esta parte del mundo.

En Finca 6 los indígenas colocaron este conjunto de esferas para señalar el movimiento y la posición del sol. Esto nos dice que controlaban el paso del tiempo y que manejaban conocimiento astronómico. Específicamente señalaban los días del Sol Cenital. Pero, ¿qué es esto del sol cenital? ¿Por qué es importante?

En la web de la Fundación CIENTEC (http://www.cientec.or.cr/articulos/sol-cenital-en-costa-rica) se explica esto de manera sencilla. Transcribo parte de lo que dicen sobre este fenómeno:

Sol cenital o perpendicular: El fenómeno del Sol Cenital es muy especial, solo se da en la región intertropical de la Tierra y cada localidad lo vive solo dos veces al año. Por esta razón, se puede seguir la posición del sol en las fechas indicadas e identificar cuando sus rayos caen perpendiculares sobre la región del observador. Las culturas antiguas utilizaron esta fecha para ajustar el calendario, orientar la construcción de edificios y más.

Este es un fenómeno exclusivo de la región intertropical, entre las latitudes 23,5° Norte (Trópico de Cáncer) y 23,5° Sur (Trópico de Capricornio), debido a la posición de la Tierra respecto del sol, durante su traslación.

Cada región tiene dos días de perpendicularidad al año, de acuerdo a su latitud, pero no sucede al mismo tiempo, como es el caso del Solsticio y del Equinoccio, momentos especiales para toda la tierra. En el caso del sol perpendicular, este fenómeno se va moviendo sobre el territorio costarricense de sur a norte en la primera parte del año y luego pasa de norte a sur en la segunda.

Las sombras se encogen

Cuando se habla de la perpendicularidad de los rayos solares, se entiende la incidencia de los rayos en un ángulo de noventa grados sobre un punto geográfico. Cuando se dan estas condiciones, cerca del medio día, las sombras son mínimas. A la hora exacta del sol cenital o perpendicular, una varilla vertical no dará sombra.

Generalmente se cree que los rayos solares caen de esa forma siempre a medio día, pero eso no es así. Para Costa Rica esta particularidad se presenta durante abril, después del equinoccio de marzo (de primavera, hemisferio norte), y a finales de agosto, antes del equinoccio de setiembre (de otoño en el hemisferio norte).

El sol cenital se da en toda la región intertropical. En el equinoccio de marzo, el sol es cenital sobre el ecuador terrestre, luego sigue subiendo por Colombia, Panamá y demás países del Caribe. En abril el fenómeno llega a Costa Rica y sigue hacia el norte por Nicaragua en su camino hasta el Trópico de Cáncer en territorio mexicano.

Alineamiento sol esferas Finca 6 2
Salida del Sol en Finca 6 en la misma dirección que el conjunto de esferas alineadas. Foto: Diego Matarrita.

Esta imagen es de otro día en que el sol salió alineado con las esferas de Finca 6. A diferencia del anterior este era un sol brillante y luminoso que nos cubrió de luz dorada.

Finca 6 no solo pudo haber sido un lugar donde se controlaba el paso del tiempo a partir de los movimientos del sol. También pudo ser un lugar de reunión cada vez que el sol salía en la misma dirección que las esferas.

De acuerdo a mi experiencia, el sol es distinto cada vez que sale en Finca 6. El paisaje cambia; la luz lo modifica todo; si ha llovido o no; si hay bruma o muchas nubes. Aquí hay una combinación de conocimiento y sensaciones. Se produce un juego de imágenes en un espacio creado para las esferas, el sol y la gente.

Nota: Al antropólogo Federico Guevara le debo haber llegado a entender la relación entre las esferas de los alineamientos de Finca 6 y el Sol Cenital. 

Categorías
Biografías de esferas Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas Información fundamental Lo que pienso de ... Sitios arqueológicos con esferas Sitios con esferas como patrimonio mundial

Regalos de la vida y de la arqueología: un amanecer de abril en Finca 6

Sombras en Finca 6 copia
Sombras alargadas en Finca 6 al amaneces en abril del 2014. Foto: I. Quintanilla.

El 12 abril y el 30 de agosto de cada año sucede algo muy especial en Finca 6. Estos días -y unos dos o tres días antes y después- el sol “sale” alineado con el conjunto de esferas que se conserva en su lugar original, es decir, tal y como las dejaron los indígenas que vivieron y usaron el sitio hace unos 1000 años.

Tuve la gran suerte y el privilegio de estar durante nueve días documentando este fenómeno. Uno de esos días, en el mes de abril viví una experiencia sensorial muy especial. Mientras Diego, el fotógrafo profesional, se afanaba en tomar las fotos que  necesitaba para mi libro, yo y otros acompañantes caminábamos de aquí para allá.  En un momento -5:45-5:50 de la mañana- fuimos bañados por una luz dorada y nuestras sombras se alargaron 10, 11, 12 y mas metros. Nos parábamos a la par de una esfera y nuestras sombras alcanzaban a la que estaba a 11 metros de distancia. Era muy impactante la luz, las sombras, el paisaje….El lugar se transformó en algo diferente al de color verde rabioso tropical del resto del día.

A medida que lo pienso, y veo y re-veo las fotos de esos días, me convenzo de que lo que acontece con estos alineamientos no sólo es lo que el antropólogo Federico Guevara me ayudó a descubrir recientemente –que el sol sale alineado a las esferas en las dos fechas en que el sol está en el cenit en esta zona intertropical-.

Creo que esta salida del sol alineado con las esferas y todo lo que pasa a partir de las 10:30 de la mañana, cuando las esferas empiezan a proyectar una sombra cada vez más concéntrica hasta reducirla a un circulo menor al diámetro de ellas, está unido a diversas experiencias sensoriales que debieron haber vivido las personas que hicieron y pusieron las esferas de Finca 6.

Finca 6 luz y sombra
El sol entre las esferas del alineamiento de Finca 6 en abril del 2014. Foto: I. Quintanilla.

Ahora no les voy a contar otra de las experiencias sensoriales; la del sol blanco en forma de disco perfecto gracias a la bruma que observamos dos veces. Por ahora comparto con ustedes estas reflexiones porque necesito pensar e ir mas allá. El dato es el dato, pero que hermoso es vivir esta parte de la arqueología que nos lleva a situarnos en otros tiempos, en otras memorias. Envidio a la gente indígena que vivió esto. Yo solo puedo ver pedacitos, y aun así estoy feliz con lo poco que he encontrado.

Si les gustó este post y quieren saber más sobre esto, aquí dejo el enlace al post que escribí antes de esto y que trata sobre el efecto del sol cenital y las sombras de las esferas:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/09/01/sombras-sol-y-esferas-una-combinacion-perfecta/

 

Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas Sitios arqueológicos con esferas Sitios con esferas como patrimonio mundial

Sombras, sol y esferas: una combinación perfecta

Las esferas precolombinas del Diquís son más que una forma perfecta, o casi perfecta. Son más que un fino acabado, o una textura rugosa. Son más que volumen, mas que monumentalidad, más que un tamaño grande o uno pequeño.

Son objetos activos que actúan, se mueven o cambian de acuerdo con el lugar dónde están, de acuerdo con la luz,  si es de día o de noche. Sus tamaño, sus acabados, dónde estén, y cómo estén, las muestran de manera diferente, a la vez que las individualizan y las convierten en portadoras de información relevante.

Esferas con sombra
Esfera del Parque de Palmar Sur, Osa, fotografiada el 30 de agosto del 2014. Foto: Diego Matarrita.

Si un 30 de agosto una esfera de acabado fino y tamaño monumental recibe la luz mañanera se mirará como la de la foto. Es la misma esfera de cualquier día, solo que el 30 de agosto-uno de los dos días del año del sol cenital– habrá un movimiento de sombra que la mostrará diferente.

La foto muestra lo que Diego Matarrita -el fotógrafo que me ha acompañado a documentar las esferas- y yo vimos el pasado sábado. Vimos la sombra moverse hasta que las ramas de unos arboles taparon el sol y suspendieron el efecto visual. De haber seguido siendo alcanzada por los rayos del sol ésta esfera se hubiera visto como las siguientes:

Esfera Parque palmar sur agosto 2014

Esferas que reciben la luz del sol; esferas ocultas por arboles, edificios o bodegas. Depende de cómo estén las podemos ver actuar. Según cómo las hayan colocado en tiempos precolombinos, o cómo las hayamos colocado ahora, podremos conocer sus secretos.

Esferas palmar Sur agosto 2014 2
Esferas del Parque de Palmar Sur, Osa, a las 11:50 del 30 de agosto del 2014. Foto: I. Quintanilla.

Secretos de un día, secretos que se revelan por la luz, y según la luz. Secretos no tan secretos si hay observación, paciencia y personas generosas que comparten sus observaciones y conocimientos. Gracias Federico Guevara por el inquieto espíritu de investigación, por descubrir este secreto y por dármelo generosamente. Gracias Don José Alberto Villalobos por ayudarnos a ver más y a corroborar lo descubierto por Federico. Este viaje de agosto ha sido revelador y ahora ya podemos entender  lo que pasa el 12 de abril y el 30 de agosto de cada año cuando el sol “sale” en la misma dirección de las esferas del alineamiento de Finca 6. El sol cenital de cada año fue “fechado” a partir del alineamiento de las esferas y la salida del sol en la misma dirección.

IMG_1118
“Salida” del sol a las 5:44 de la mañana el 29 de agosto del 2014 en Finca 6 en la misma dirección del alineamiento de esferas. Foto: I. Quintanilla.
Categorías
Biografías de esferas Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo

Esfera de Finca 6, Palmar Sur

Esfera de Finca 6, Palmar Sur

Que una esfera de piedra esté cubierta por sedimento no quiere decir que esté garantizada su conservación. Al contrario, puede estar en grave riesgo, como es el caso de la Esfera B (180 cm de diámetro y hecha en gabro) de Finca 6; el único lugar de Costa Rica donde todavía se conserva un conjunto de esferas en su lugar original.