Categorías
Esferas de piedra precolombinas Información fundamental

Sombras que dan presencia: el sol sobre las esferas del Diquís

Esfera parque Palmar Sur
Esfera precolombina. Imagen tomada el 30 de agosto, día de sol cenital en Costa Rica. Foto: Diego Matarrita.

Ayer, 30 de agosto, fue uno de los dos día del año en los que el sol está en posición cenital en territorio costarricense. Se sabe que en estos días la sombras se reducen hasta casi desaparecer en el momento cenital, unos minutos antes del mediodía.

Esta foto la tomó Diego Matarrita como parte del trabajo de documentación para el nuevo libro sobre las esferas que estoy preparando. Eran cerca de las 7:30 de la mañana. El sol estaba subiendo y en esta esfera se iba reflejando este movimiento de una manera muy hermosa y significativa.

A las 11:40, ya con el sol en el cenit, otras esferas vecinas se veían así:

Esferas sol cenital parque Palmar Sur
Esferas precolombinas del parque de Palmar Sur iluminadas por el sol el 30 de agosto a las 11:40 am. Foto: Diego Matarrita.

A lo largo de casi seis horas pudimos ver los cambios en las sombras. No sabemos si estos cambios generados por el recorrido del sol fueron significativos para la gente que hizo y usó las esferas en tiempos precolombinos.

Por ahora estamos observando, mirando y documentando. Falta mucho camino por andar. Mientras tanto nos deleitamos con las formas con presencia en que se convierten las esferas cuando son iluminadas por la luz solar el día en que sus rayos caen de manera perpendicular sobre ellas y todo lo que está alrededor.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ayer salió publicado un artículo que escribí sobre el sol cenital y las esferas del sitio Finca 6.  Aquí dejo el enlace para quienes quieran saber más sobre este interesante tema.

http://www.nacion.com/ocio/artes/Hoy-dia-Sol-especial_0_1509049085.html

Categorías
Esferas de piedra precolombinas Trapitos de dominguear

Esferas en un templo: sincretismo e identidad local

El año pasado fue un año de fotos para el libro sobre las esferas que estoy preparando. Diego y yo hicimos siete viajes a distintos lugares de la Zona Sur para fotografíar lugares, cosas y gente. Una de las fotos más bonitas que tenemos es la de la iglesia católica de Palmar Sur.

Iglesia de Palmar sur, Osa. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014
Iglesia de Palmar sur, Osa. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014

Le pedí a Diego que la fotografiara porque es uno de los edificios mas hermosos de la arquitectura que dejó la Compañía Bananera en el país.

165
Iglesia católica de Palmar Sur. Arquitectura bananera. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014.

Después de esta foto seguimos el viaje hacia el manglar de Sierpe-Térraba que también va incluido en el libro. De regreso, ya casi de noche, un poco cansados por el sol y el viaje por el río, volvimos a pasar frente a la iglesia de Palmar Sur. Estaba iluminada y se veía muy bonita desde fuera. Otra vez le pedí a Diego que le tomara una foto.

Iglesia Palmar Sur iluminada
Vista exterior de la Iglesia de Palmar Sur. Foto Diego Matarrita, abril del 2014.

Dentro de la iglesia había gente porque era Semana Santa. Nos acercamos despacio para no interrumpir el culto y esperamos a que terminaran. Había poquita gente. Estaba un amigo muy querido, Don Rigo Montes, me saludó y entramos.

A veces la vida nos depara sorpresas agradables, cosas inesperadas e imágenes que no habíamos pensado. A medida que nos acercamos al altar vimos flores, plantas y velas eléctricas. Habían cubierto las imágenes, pero se mantenía iluminado todo el interior.

Mientras caminábamos hacia el altar me latíó el corazón. A los lados de la parte frontal estaban dos esferas rodeadas de plantas y luz. Eran de estereofón, estaban pintadas y tenían la textura al estilo de las autenticas precolombinas.

Iglesia catolica Palmar Sur adentro
Interior de la Iglesia de Palmar Sur. Foto Diego Matarrita, abril del 2014.

Nunca había visto a las esferas en ese contexto. Me emocionó la manera cuidadosa en que las habían colocado y el cariño y la importancia que les daban dentro de todo el conjunto. Les pregunté el porqué de tenerlas ahí y me respondieron que las esferas eran parte indisoluble de Palmar Sur y que para ellos era significativo tenerlas, aunque fueran reproducciones, dentro del templo y como parte de la decoración de la Semana Santa.

Muchas veces los pequeños gestos o las acciones de apropiación del patrimonio pasan desapercibidas. Así debe ser. Lo espontáneo. Lo que surge de la gente. Sus deseos, sus gustos. Ver las esferas en esta hermosa y significativa iglesia constituye un gesto profundo de identidad local. Producción local para consumo local. No para la foto del turista ni como souvenir.

Los nuevos sentidos de los objetos arqueológicos, o de réplicas de ellos, son fundamentales para que sean patrimonio. Cuando la gente les da un nuevo significado, los usa, los integra a su vida es porque ya son algo; porque tienen sentido y significado nuevo y de acuerdo a su nueva condición.

¿Para qué objetos muertos? Los prefiero en un templo simulando lo que no son que guardados o protegidos de la gente. Fue lindo entrar a la iglesia de Palmar Sur. Me di cuenta que era un templo vivo, no una reliquia arquitectónica. Había gente haciendo cosas, viviendo su vida espiritual. Gente acompañada de pequeñas esferas y plantas tropicales.

Salimos del templo contentos y emocionados. Ya no le pedí mas fotos a Diego. Seguimos nuestro camino y nos fuimos a descansar porque tocaba madrugar el día siguiente.

Categorías
Esferas de piedra precolombinas

Costa Purruja: una esfera y dos barriles de piedra entre restos de pescados y moluscos

El 23 de junio se cumplió un año de la declaratoria de cuatro sitios arqueológicos con esferas de piedra como Patrimonio de la Humanidad. Finca 6, Batambal, Grijalba y El Silencio son estos cuatro sitios. Todos ellos están ubicados en el Cantón de Osa, en la llanura aluvial y el piedemonde del Delta del Diquís.

Estos sitios fueron escogidos por ser representativos, de una u otra manera, de los otros 52 en los que también se han encontrado esferas y otros materiales de origen precolombino. Sin embargo, hay otros elementos importantes dentro del fenómeno de la arqueología de las esferas y los sitios a los que están asociadas que no se representan en los cuatro sitios de Osa.

En la actualidad, la trascendencia de la declaratoria de los sitios declarados patrimonio mundial opaca al resto de los que tienen esferas, y ni que decir de los que no las tienen. Es por esto, y principalmente porque es necesario entender el fenómeno de las esferas en un contexto amplio, que he decidido dedicar mis próximos textos a los sitios con esferas que no son Patrimonio Mundial.

Sitios con esferas sub-región Diquís
Cada punto rojo representa un sitio arqueológico con esferas de piedra en el Pacífico Sur de Costa Rica. Mapa elaborado por Felipe Sol.

Quiero empezar con un lugar poco conocido pero muy importante: Costa Purruja.  Y ¿por qué empezar con Costa Purruja? Pues por varias razones:

Primero que todo, este es un sitio que estudió el Dr. John Hoopes junto con sus estudiantes de la Universidad de Kansas en 1991. Desde entonces no ha sido estudiado ni protegido. Salvo alguna visita de inspección, hasta la fecha Costa Purruja no ha sido objeto de interés científico. Tampoco cuenta con ninguna medida de protección ni de gestión patrimonial.

Costa Purruja está fuera de Osa. Está en Golfito, en la parte alta de una isla unida a tierra firme por humedales. No es un sitio de llanura; está ubicado  en un fragmento de tierra elevado y de topografía quebrada. En la parte superior más plana se encuentra el yacimiento a 100 msnm. El acceso al área arqueológica implica un ascenso muy duro. ¿Por qué se fueron a vivir ahí y no en tierras llanas y de mas fácil acceso? Esto es parte de lo interesante de este sitio.

Golfito4
Esfera partida y barriles de piedra del sitio Costa Purruja en Golfito. Foto cortesía del Dr. John Hoopes.

En Costa Purruja se encontró una esfera con un diámetro de 84 centímetros, un tamaño cercano al promedio de todas las que se conocen (±90 cm). Fue fabricada en roca de tipo gabroide, como  la mayoría de la región y su peso se calcula en uno 600 kilos aproximadamente.

La esfera de Costa Purruja está partida debido a una fractura que se generó por un defecto de la roca. En la parte interna de la superficie fracturada se observó una concavidad producida por abrasión. Esto indica que la esfera se partió en tiempos precolombinos, y a pesar de estar fracturada se siguió usando, pero ya no como esfera.

Golfito16
Muestras cerámicas recuperdadas en el sitio Costa Purruja. Foto cortesía del Dr. John Hoopes.

Un segundo aspecto importante de Costa Purruja es su ubicación cronológica,  Los estudios de la cerámica encontrada en el lugar y las fechas de carbono 14 indican que fue ocupado en lo que se conoce como período Aguas Buenas, específicamente en la parte tardía del mismo (400 al 800 después de Cristo). Esto quiere decir que es de los lugares con esferas mas antiguos, al igual que Bolas, en el vecino cantón de Buenos Aires.

Sabemos que los sitios con esferas del sur de Costa Rica están asociados con dos períodos culturales: Aguas Buenas y Chiriquí. La mayoría de sitios conocidos tienen materiales cerámicos y otros elementos característicos del período Chiriquí (800d.C. 1550 d.C.).

Costa Purruja, al igual que el sitio Bolas, es muy significativo porque es anterior al período Chiriquí. Esto implica que las esferas en sus orígenes no estaban circunscritas solo a lo que hoy llamamos cantón de Osa y el delta del Diquís, sino a un territorio más amplio del Pacífico Sur del país.

Golfito21
Detalle de las excavaciones de 1991 en el basurero de Costa Purruja. Foto cortesía del Dr. John Hoopes.

Un aspecto muy importante,  quizá fundamental, de Costa Purruja es que es un sitio de vivienda. Puede que en el lugar se hayan realizado actividades rituales o ceremoniales -eso no lo sabemos por la falta de estudios-, pero sea lo que sea, ahí vivió gente que desarrolló su vida cotidiana en la misma área donde estaba la esfera.

Cerca de un montículo artificial que ha sido poco estudiado, se encontró un enorme basurero con miles de restos de pescados, moluscos y otros restos de comida.

La gente que estaba viviendo en Costa Purruja comió grandes cantidades de especies marinas y costeras. Los restos de comida los arrojaron en la ladera de la montaña y ahí se acumularon varios metros cúbicos de fragmentos de huesos, conchas, semillas, carbón, utensilios de piedra y cerámica rotos.

Costa Purruja también es importante porque tiene barriles de piedra. Y ¿qué tienen de importante los barriles? Al igual que las esferas, los barriles son característicos y únicos de la región arqueológica Gran Chiriquí. Hace muchos años los barriles se relacionaban principalmente con el lado panameño de esta región. El famoso sitio Barriles, cerca de Volcán Barú en Panamá, se llama así por estos objetos.

Barriles INS
Barriles del Sur de Costa Rica de la Colección del Museo del Jade del Instituto Nacional de Seguros de Costa Rica. Procedencia exacta desconocida. Foto: I. Quintanilla.

Funcionalmente, el nombre que se les dio a estas esculturas no tiene ningún relación con contenedores, ya que no son huecos. Básicamente consisten en rocas graníticas o andesitas talladas en forma de cilindros. Algunos son de tipo columnar y otros son más redondeados en la parte central. Tienen una altura que oscila entre los 50 y los 70 cm de alto y los 40 de diámetro. Por los escasos ejemplares hallados – alrededor de 30- se pueden considerar como objetos raros dentro de la arqueología del continente americano.

En los extremos planos y en el resto del cuerpo tienen grabados en alto y bajo relieve. Los diseños consisten tanto en motivos abstractos como figurativos. Muchas veces estos diseños están muy desgastados y casi borrados. Hasta ahora no se conoce el uso que se les daba.

En Costa Purruja se encontraron dos barriles en superficie y muy cerca de la esfera fragmentada. Este hallazgo es muy significativo porque ha ayudado a clarificar el origen común de estas dos formas escultóricas -esferas y cilindros- en la Gran Chiriquí. Curiosamente, los barriles fueron fabricados y usados durante la parte tardía del período Aguas Buenas y en unos pocos lugares. De manera contrastante, las esferas siguieron siendo fabricadas durante unos 800 años más, y su uso, en lugar de disminuir, aumentó.

baril
Detalle de uno de los barriles de Costa Purruja. Foto: I. Quintanilla.

Con los estudios en Costa Purruja se amplió el conocimiento de la extensión geográfica de sitios con esferas, barriles y el uso de recursos marinos y costeros. Además, permitió conocer nuevos contextos para el uso de las esferas. Por otra parte, el hallazgo de esferas y barriles de piedra planteó interrogantes sobre la procedencia de la materia prima usada para fabricarlos. Aunado a esto, surgió la duda sobre la existencia de lugares de extracción de piedra ubicados fuera de la Cordillera Costeña.

Costa Purruja ha quedado en el olvido como tantos otros, a pesar de su esfera, sus barriles, su montículo, su gran basurero y muchas otras cosas más que no conocemos. Esto no debería ser así.

Uno de los grandes retos de la declaratoria de los sitios cacicales con esferas de piedra como patrimonio mundial es entender y proteger los otros sitios que forman parte de este fenómeno social. Es necesario -y obligatorio hasta cierto punto- ir más allá de los cuatro sitios declarados.

Costa Purruja amerita mayores estudios. No se pueden entender los sitios con esferas solo mirando el delta del Diquís. Los sitios mas antiguos situados fuera de este delta son fundamentales para entender el inicio de esta tradición escultórica y eso que se define como “sociedades cacicales“. Aquí está el origen, y eso hace necesario dedicar esfuerzos para desarrollar nuevas investigaciones.

Por otra parte hay que proteger lo que fue documentado en 1991, valorar su estado de conservación y tratar de integrar este recurso cultural en el desarrollo de Golfito, un cantón con grandes problemas sociales pero de gran riqueza cultural y natural.

La tarea es grande… nos comprometimos ante el mundo y dijimos que esto era importante y de valor universal. Ahora toca cumplir y Costa Purruja debería estar entre los primeros de la lista.


Nota: agradezco al Dr. John Hoopes las imágenes del sitio que me facilitó para ilustrar este texto.

Categorías
Escultura en piedra esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Lo que pienso de ...

Esferas precolombinas y una zorra que mira su sombra

Mi amiga Carolina me regaló un libro del gran Gibrán Jalil Gibrán para mi cumpleaños recién celebrado. Hoy domingo me he puesto a leerlo y he encontrado esta pequeña historia:

Cuando salía el sol, la zorra miró su sombra y se dijo “Necesito un camello para la hora de la comida.” Y buscó un camello durante toda la mañana. Llegado el mediodía, tornó a mirar su sombra, y pensó. “Me parece que me conformaría con un ratón.

Mientras lo leía recordé las sombras sobre las esferas de piedra y los amaneceres en Finca 6. Y es que al igual que lo percibió la zorra de la historia, en ciertos amaneceres en Finca 6 observamos nuestras sombras alargadas como si fuéramos gigantes.

Tan largas eran nuestras sombras que medían como 15 metros.  Al igual que la zorra pensando en la comida, nuestro almuerzo hubiera requerido una vaca entera.

Sombras en Finca 6 copia
Sombras alargadas en un amanecer en Finca 6. Foto: I. Quintanilla.

Hay tantas cosas ocurriendo a nuestro alrededor que ni nos damos cuenta de que ocurren. En el caso de las sombras, conforme el sol va subiendo ellas se van encogiendo hasta casi desaparecer al mediodía, especialmente si es en un día de sol cenital. Por eso la zorra pasó de buscar un camello a conformarse con un ratón.

Esferas con sombra
Esfera del Parque de Palmar Sur, Osa, un día de sol cenital cerca de las 9:30 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Aunque no seamos siempre conscientes, el movimiento del sol cambia nuestra percepción de las cosas. Las sombras y la luz son el fondo sobre el que ocurren muchos de estos cambios. Y esto no lo sabía la zorra.

Esfera Parque palmar sur agosto 2014
Esferas precolombinas del Parque de Palmar Sur, Osa en un día de sol cenital a las 11:35 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Es bueno saber que la gente indígena que hizo y usó las esferas de piedra precolombinas entendían y gustaban de las sombras y de la luz. Las esferas les ayudaron a entender los cambios en el tiempo. Eran, entre otras cosas, objetos de memoria y de conocimiento. Estos indígenas descubrieron lo que la zorra no sabía en esta historia. Por que ellos sí entendían las sombras y sus movimientos.

Mas sobre esto:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/09/05/regalos-de-la-vida-y-de-la-arqueologia-un-amanecer-de-abril-en-finca-6/

https://ifigeniaquintanilla.com/2015/05/02/un-regalo-en-imagenes-las-esferas-alineadas-de-finca-6-y-el-sol-cenital/

Nota: el libro que me regaló Carolina se llama “El loco y Lágrimas y sonrisas”. Biblioteca EDAF, España. 1998.

Categorías
Esferas de piedra precolombinas

Un regalo en imágenes: las esferas alineadas de Finca 6 y el sol cenital

Hay imágenes que impresionan, que gustan y que sugieren. Dentro de los cientos de fotos que Diego Matarrita tomó el año pasado para el nuevo libro sobre las esferas de piedra hay varias que me han atrapado. Hoy quiero compartir algunas de  ellas para que también los cautiven y vean parte de Finca 6 desde la mirada de Diego.

Finca 6 amanecer 2 copia
Amanecer en el sitio arqueológico Finca 6. Foto: Diego Matarrita.

Esta primer imagen es de un amanecer en el Sitio arqueológico Finca 6. Fue tomada en uno de los días en que el sol sale en la misma dirección que el conjunto de esferas que caracterizan el lugar. Eran cerca de las las 5:40 de la mañana. El sol surgió entre la bruma mañanera, después de una tarde-noche de lluvia. Era una bola blanca, redonda, perfecta. Era otro sol. No el amarillento y luminoso que impide mirarlo directamente. Este era blanco, enorme, imponente. Se dejaba mirar.

Finca 6 alineamiento 15
Esferas A y B de Finca 6. Están cubiertas por mas de 150 centímetros de sedimento depositado por las inundaciones del Río Grande de Térraba a lo largo de casi mil años. Foto: Diego Matarrita.

El conjunto de esferas de Finca 6 se conserva en el último lugar en que fueron colocadas hace unos mil años.  Esto es único. Único por lo que nos dicen y único por que se ha conservado de milagro. Había otros conjuntos de esferas alineadas y formando figuras geométricas cerca de Finca 6, en el Delta del Diquís, pero fueron destruidos y ya no existen. Finca 6 es un milagro. Ahora es Patrimonio de la Humanidad declarado por UNESCO. Es un milagro con futuro asegurado.

Finca 6 es un milagro y un regalo. Ahora sabemos que este alineamiento está relacionado con las dos fechas en el año en que el sol está en el cenit en esta parte del mundo.

En Finca 6 los indígenas colocaron este conjunto de esferas para señalar el movimiento y la posición del sol. Esto nos dice que controlaban el paso del tiempo y que manejaban conocimiento astronómico. Específicamente señalaban los días del Sol Cenital. Pero, ¿qué es esto del sol cenital? ¿Por qué es importante?

En la web de la Fundación CIENTEC (http://www.cientec.or.cr/articulos/sol-cenital-en-costa-rica) se explica esto de manera sencilla. Transcribo parte de lo que dicen sobre este fenómeno:

Sol cenital o perpendicular: El fenómeno del Sol Cenital es muy especial, solo se da en la región intertropical de la Tierra y cada localidad lo vive solo dos veces al año. Por esta razón, se puede seguir la posición del sol en las fechas indicadas e identificar cuando sus rayos caen perpendiculares sobre la región del observador. Las culturas antiguas utilizaron esta fecha para ajustar el calendario, orientar la construcción de edificios y más.

Este es un fenómeno exclusivo de la región intertropical, entre las latitudes 23,5° Norte (Trópico de Cáncer) y 23,5° Sur (Trópico de Capricornio), debido a la posición de la Tierra respecto del sol, durante su traslación.

Cada región tiene dos días de perpendicularidad al año, de acuerdo a su latitud, pero no sucede al mismo tiempo, como es el caso del Solsticio y del Equinoccio, momentos especiales para toda la tierra. En el caso del sol perpendicular, este fenómeno se va moviendo sobre el territorio costarricense de sur a norte en la primera parte del año y luego pasa de norte a sur en la segunda.

Las sombras se encogen

Cuando se habla de la perpendicularidad de los rayos solares, se entiende la incidencia de los rayos en un ángulo de noventa grados sobre un punto geográfico. Cuando se dan estas condiciones, cerca del medio día, las sombras son mínimas. A la hora exacta del sol cenital o perpendicular, una varilla vertical no dará sombra.

Generalmente se cree que los rayos solares caen de esa forma siempre a medio día, pero eso no es así. Para Costa Rica esta particularidad se presenta durante abril, después del equinoccio de marzo (de primavera, hemisferio norte), y a finales de agosto, antes del equinoccio de setiembre (de otoño en el hemisferio norte).

El sol cenital se da en toda la región intertropical. En el equinoccio de marzo, el sol es cenital sobre el ecuador terrestre, luego sigue subiendo por Colombia, Panamá y demás países del Caribe. En abril el fenómeno llega a Costa Rica y sigue hacia el norte por Nicaragua en su camino hasta el Trópico de Cáncer en territorio mexicano.

Alineamiento sol esferas Finca 6 2
Salida del Sol en Finca 6 en la misma dirección que el conjunto de esferas alineadas. Foto: Diego Matarrita.

Esta imagen es de otro día en que el sol salió alineado con las esferas de Finca 6. A diferencia del anterior este era un sol brillante y luminoso que nos cubrió de luz dorada.

Finca 6 no solo pudo haber sido un lugar donde se controlaba el paso del tiempo a partir de los movimientos del sol. También pudo ser un lugar de reunión cada vez que el sol salía en la misma dirección que las esferas.

De acuerdo a mi experiencia, el sol es distinto cada vez que sale en Finca 6. El paisaje cambia; la luz lo modifica todo; si ha llovido o no; si hay bruma o muchas nubes. Aquí hay una combinación de conocimiento y sensaciones. Se produce un juego de imágenes en un espacio creado para las esferas, el sol y la gente.

Nota: Al antropólogo Federico Guevara le debo haber llegado a entender la relación entre las esferas de los alineamientos de Finca 6 y el Sol Cenital. 

Categorías
esferas de piedra

Cincuenta mil visitas y miles de gracias

Hace tres años empecé este blog. No tenía ni idea de cómo empezar ni qué decir exactamente; mucho menos sabía quienes lo iban a leer. Han pasado tres años, he escrito 89 entradas y lo han visitado mas de 50 000 veces.

13
Esferas en Bahía Ballena, Osa, ejemplo del abandono y la desidia. Foto: Diego Matarrita.

A lo largo del camino he encontrado seguidores fieles, inquietos y amables que me animan a seguir adelante. He conocido mucha gente por lo que he escrito y he tenido encuentros gratificantes de personas que me agradecen lo que hago y digo.

Me siento feliz de este blog. Me llena de alegría comunicar, compartir, sufrir y llorar por las esferas, por los lugares donde están, por el estado en que se encuentran.

el silencio esfera
Esfera del sitio El Silencio en su avanzado estado de deterioro. Foto: Diego Matarrita.

La voz en este blog es mía. Es mi opinión y mi conocimiento experto. Son mas de 20 años de estudio, de amor, de pasión y de un poco de locura -obsesión, dirán algunos- por las esferas, por la arqueología del Diquís y por una región a la que amo.

Rodrigo Rubí J.  Escultura antropomorfa P-299-BT-F. E-84 / Procedencia: Cd 80/82N 26W/42-65 cmb/d. Batambal, Palmar Norte, Puntarenas. Costa Rica. ft Rodrigo Rubí J. dic2012.
Escultura sin rostro del Diuís. Sitio Batambal, colección Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Rodrigo Rubí.

Este blog es mi herramienta para compartir lo que sé y lo que voy sabiendo. Es mi máquina para pensar en voz alta y para reflexionar no solo sobre las esferas, sino sobre todo lo que las acompaña

Lo empecé cuando me ahogaba por el mal estado de conservación de la mayoría de las esferas y de los sitios donde están. Me lancé a compartir mi pesar y preocupación por este patrimonio olvidado y maltratado. Aunque algunas cosas han cambiado, otras siguen igual. Eso significa que la tarea continúa porque el patrimonio es cosa de todos y principalmente porque me siento responsable por muchas cosas que yo encontré y estudié.

Ahora hay cuatro sitios con esferas de piedra declarados patrimonio mundial ante la UNESCO. Un logro pero mas que todo un gran reto. Yo sigo comprometida, vigilante y deseosa de ayudar en su protección, conservación y puesta en valor.

amanecer-12abril-3
Amanecer del 12 de abril en Finca 6. El sol sale alineado con las esferas de uno de los alineamientos del sitio. Foto: Diego Matarrita.

Las esferas son memoria; son memoria de los pueblos indígenas creativos, audaces y trabajadores que vivieron en el Diquís, en el Pacífico Sur de Costa Rica. Por esta gente que no conocí, por que ellos fueron capaces de hacerlas y tenerlas, por ellos, por respeto a su memoria y a sus descendientes, es que seguiré con este blog. Espero seguir contando con usted que me está leyendo. Acompañada, el camino es mas placentero

¡¡ Gracias!!!

Categorías
Biografías de esferas Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo Sitios con esferas como patrimonio mundial

No tocar; es patrimonio de la humanidad

 

esfera en Boruca

Patrimonio de la humanidad: no tocar. Eso dice el rótulo de la esfera instalada recientemente en el Museo Comunitario de Boruca. NO TOCAR, ¿por qué no tocar? Si es piedra, si está sana, si está al alcance de la mano.

NO TOCAR, ¿por qué es patrimonio de la humanidad? Esta esfera no lo es. Es una esfera sin contexto, sin datos de procedencia, que ha sido colocada ahí como préstamo del Museo Nacional de Costa Rica.

Primero el NO TOCAR. El objeto como símbolo. Como símbolo de la visión patrimonialista, como ejemplo del estigma del objeto de museo separado de la gente.

el silencio esfera

Y ¿por qué esta esfera no tiene el rótulo de: NO TOCAR: Patrimonio de la humanidad? Debería de tenerlo, pienso yo. Ésta SÍ es patrimonio de la humanidad; es la esfera del sitio El Silencio, la más grande de todas, la de las casi 20 toneladas.

Y ¿por qué no le ponemos el rótulo de SI TOCAR: patrimonio de la humanidad? Y más aún, ¿por qué no la tocan los especialistas? ¿por qué parece que no hayan manos que la toquen, que la cuiden, que la protejan del sol, de la lluvia, de las crueles condiciones ambientales que la están destruyendo?

Una mano posada en una esfera no hace daño. Ni dos ni tres ni mil si solo se posan en ella, o la abrazan. Lo que hace daño es el abandono, el no sanar grietas, el no proteger cuando se es frágil. Eso si hace daño.

Ojalá alguna mano sabia, o muchas manos sabias, puedan tocar la esfera de El Silencio y alivien su enfermedad. Urgen esas manos expertas, especialmente ahora que es PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

 

Categorías
Biografías de esferas Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas Información fundamental

¿Deterioro, natural o intencional? Cicatrices que buscan respuesta

¿Deterioro, natural o intentional? Cicatrices que buscan respuesta

Cada esfera precolombina tiene características propias. Este es un caso muy singular de esfera “deformada” por razones todavía no determinadas. En mi opinión, las cicatrices que presenta en la parte media-baja son producto de una forma intencional de “mutilación”-“deformación”” posterior a su forma inicial como esfera simétrica. Son cicatrices antiguas; hechas en tiempos precolombinos. La dirección de las huellas es la misma “verticales” y siguen un mismo patrón en cuanto a forma- ¿Cómo lo hicieron, con qué intención y con qué tipo de instrumentos? No he podido estudiarla con profundidad, pero está anotada como tarea pendiente.