Categorías
Biografías de esferas esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo Patrimonio cultural

Conocer para defender, cantar para celebrar, luchar para conservar

El pasado sábado 24 de junio celebré los tres años de la declaratoria de patrimonio mundial de los sitios con esferas de piedra del Diquís de una manera especial. Me fui de tour con un grupo de gente que vive sobre y alrededor de la antigua Finca 4, uno de los sitios arqueológicos con esferas de piedra mas importantes de Osa.

Primero fuimos a la quebrada Olla Cero donde están los bloques naturales de gabro y que pudo haber sido uno de los puntos de extracción de materia prima para fabricar las esferas.

tour esferas Olla Cero
Recorrido entre los bloques de piedra de la quebrada Olla Cero. Foto: Gorka Izurzu.

Entre los bloques de piedra hablamos sobre los sistemas de traslado de las esferas, los problemas que enfrentaron los indígenas para moverlos y los criterios de selección para hacer las esferas de gran tamaño. Hablamos sobre tecnología, saberes ancestrales y organización del trabajo. Se sorprendieron de que en el tiempo en que hicieron los esferas, los indígenas no tenían ni caballos, ni bueyes ni carretas para trasladarlas. Todo, en esa época, era a pura fuerza humana e ingenio y, principalmente, buena organización del trabajo.

En medio de tanta explicación técnica, hubo espacio para el tambor y la guitarra y para cantar a viva voz entre las piedras y los árboles

tour esferas Olla Cero 2
Cantando después de una larga explicación. Foto: Gorka Izurzu.

Después de Olla Cero nos fuimos a ver el sitio El Silencio y su gran esfera. Palabras de admiración, tristeza, silencio…, de todo brotó mientras veían por primera vez la mas grande de todas: la esfera emblema… la mas afectada y enferma de todas.

tour esferas 2 El Silencio
Esfera del sitio El Silencio. Foto: Gorka Izurzu.

Estaban sorprendidos por el tamaño de la esfera y dolidos al ver las profundas huellas que han quedado por la perdida de fragmentos que dejan los cambios bruscos de temperatura. Practicaron la palabra exfoliación que les enseñé para que enriquecieran el vocabulario. Se disgustaron por lo feo de la estructura construida con hierro alrededor de la esfera y por la falta de información y de protección para la esfera y su entorno.

De El Silencio nos fuimos al sitio Grijalba. Aprovechamos la carretera de acceso, la zona de parqueo recién construida y el nuevo sendero para llegar a la zona de estructuras precolombinas. Caminamos con cuidado entre las piedras; jugamos a estar dentro y fuera de cada vivienda, de movernos entre las áreas de paso entre estructuras que se marcan por los desniveles.

tour esferas grijalba 2
Recorrido entre las estructuras habitacionales del sitio arqueológico Grijalba. Foto: Gorka Izurzu.

Subimos al mirador, es decir la loma desde donde se puede ver todo el conjunto arquitectónico y desde ahí probamos la acústica maravillosa del sitio. Fabian y Juan tocaron el tambor y la guitarra y cantaron. Arriba los escuchábamos como si los tuviéramos a la par. Sonrisas, asombro, alegría y emoción por el sonido, por el almuerzo al aire libre, por estar ahí.

Desde el primer momento todos se enamoraron del sitio Grijalba. Estar en un pueblo antiguo, ver las bases de las casas, los dos montículos, el terreno modificado para adaptarlo  a lo que necesitaban. Todo era motivo de comentario. Algunos querían irse a vivir ahí, otros se extrañaban de no haber conocido este lugar antes.

Fuimos a ver la esfera semi-enterrada. Discutimos sobre el estado de conservación y me preguntaron porqué estaba así; si se iba a romper del todo, si esas grietas se harían mas grandes. Fue una sesión intensa sobre lo que implica una declaratoria de patrimonio mundial en términos de la conservación y restauración.

Esfera Grijalba  copia
La esfera del sitio Grijalba se encuentra muy deteriorara por grietas y fisuras que la cruzan en distintas direcciones. Foto Diego Matarrita, 2015.

Después del agradable rato en Grijalba nos fuimos al sitio Batambal. Fue llegar y ver cabezas y cuerpos girando. La perspectiva de 360º fue la gran sorpresa. Ver el delta en toda su extensión, isla Violín, isla del Caño, las serranías de Osa, el puente del río Térraba, la fila Grisera. ¡Todo desde un mismo punto con solo girar el cuerpo! También se enamoraron de Batambal.

Hablamos de lo extraño que es el sitio en su configuración, salieron hipótesis acerca de su ubicación estratégica, se imaginaron el delta inundado por una crecida del río y la gente de la llanura refugiada en esa loma. Hablamos sobre el mito de las esferas dinamitadas, que no es mas que mito porque hasta ahora no se ha encontrado ninguna evidencia sobre esto.

tour esferas Grijalba
Recorrido entre las esferas y las estructuras arquitectónicas del sitio Batambal. Foto: Gorka Izurzu.

Después de caminar, hablar e imaginar vino el acto revolucionario del tour. De espaldas al delta y con una gran manta en la mano se hizo la fotografía del grupo. Una fotografía con un mensaje claro: una fotografía para decirle No a la expansión de las plantaciones de piña hacia Osa y Sí al patrimonio arqueológico. Todo esto estuvo matizado por música, manos levantadas y espíritu guerrero.

Tour esferas 1
La foto de grupo desde el sitio Batambal.Foto: Gorka Izurzu.

Ya teníamos muchas horas de recorrido y la energía del grupo seguía intacta, o mas bien se había despertado. Nos fuimos al parque de Palmar Sur a ver esferas. Aunque no están en su lugar original se puede aprender mucho de ellas y eso lo aprovechamos. Pudimos tocar, sentir, percibir la forma esférica, las texturas, los cambios de coloración.

La esfera estrella fue la fabricada en caliza. Para ellos, era sorprendente ver una esfera blanca y mas sorprendente era descubrir los fósiles de conchas y ver los cortes y pulidos que tuvieron que hacer los indígenas para que quedara esférica.

esfera caliza con perro
Esfera de caliza colocada en 1999 en el parque de Palmar Sur. Aunque el perro orine sobre ella, no es el culpable de las irregularidades que presenta. Foto: I. Quintanilla,

Las esferas de caliza que se conocen provienen de Finca 4, el sitio arqueológico sobre el que vive la mayoría de ellos. En 1996 tuvimos que mover seis de ellas a una esquina, a la orilla de la carretera que conduce a Sierpe. Se hizo para protegerlas de las actividades agrícolas. Hace unas semanas el Museo Nacional trasladó cuatro de ellas a Finca 6 y eso generó gran molestia entre los vecinos.

Hubo denuncia pública, cruce de acusaciones, disculpas de la directora del Museo Nacional por no haber informado a la comunidad. Entre el grupo que me acompañaba estaba la persona que denunció y se plantó ante el traslado. Se lo agradecí. Le comenté que esa acción había generado conciencia de la importancia de informar y coordinar. Que estaba en su derecho de protestar. Me sonrió levemente y bajó la cabeza.

Dice Fabian, quien nos acompañó con su tambor y su voz, que las luchas hay que hacerlas con alegría. Que hay que cantar mientras se defiende. Nunca había hecho un viaje tan alegre, tan emotivo y tan lleno de esperanza como este del 24 de junio.

tour esferas palmar sur
Recorrido final por Palmar Sur. Foto: Gorka Izurzu.

Enseñar para que puedan defender. Compartir para luchar con mas fuerza. Así hay que celebrar que en el delta del Diquís hay un sitio de patrimonio mundial cultural de la UNESCO. Así hay que celebrar que la comunidad de Osa pertenece a un lugar donde hay una historia antigua que ha sido reconocida como de gran valor para toda la humanidad.

Esta gente de Finca Changuena y Finca Térraba, de Cootraosa tienen años de estar luchando por tierra y por vivir dignamente como campesinos. Ahora tienen otra lucha más: cuidar y defender el patrimonio arqueológico. Lo van a hacer mejor que nadie porque saben lo que es luchar. Y ya tienen canciones para cantar cuando sea necesario salir a la calle.

 

 

 

 

 

Categorías
Biografías de esferas Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura precolombina de la gran Chiriquí esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo Información fundamental

¿Qué es un D1 de arqueología y cómo determina las decisiones sobre el patrimonio de Costa Rica?

Hace pocas semanas la Secretaria Técnica Nacional (SETENA) aprobó la viabilidad de una nueva plantación de piña en el delta del Diquís a la empresa PINDECO. En este delta y en sus alrededores inmediatos se localizan las cuatro propiedades que conforman el sitio de patrimonio mundial de la UNESCO denominado “Los Asentamientos Cacicales Precolombinos con esferas de piedra del Diquís, Costa Rica“. En el mismo delta está el humedal de Sierpe-Térraba, un sitio RAMSAR, que es la máxima categoría otorgada a un humedal. Independientemente de estas declaratorias, el delta y sus alrededores son de gran riqueza natural, cultural e histórica.

La viabilidad ambiental para la siembra de 600 hectáreas de piña en el delta del Diquís plantea una serie de dudas acerca del instrumento usado para otorgar esta viabilidad. En términos de la SETENA este instrumento se conoce como D1. El mismo se compone de distintos D1 de varios campos. En vista de que el D1 de arqueología presentado adolece de una serie de deficiencias que hubieran permitido una valoración mas objetiva de las implicaciones de esta plantación extensiva, he escrito el siguiente texto.

Es para quienes quieran saber más y entender que es un D1 de arqueología y sus implicaciones.

¿Qué es un D1 de arqueología? Una breve explicación

 

La viabilidad ambiental del componente arqueológico en un proyecto que se presenta a la SETENA se da a partir de un D1. En términos de procedimientos, el D1 de arqueología es una valoración sobre la presencia, o no, de restos arqueológicos de origen precolombino en el área del proyecto. Con esta valoración se emiten recomendaciones sea para decir que no hay impedimentos para el proyecto o si se deben llevar a cabo acciones para investigar, proteger o rescatar patrimonio arqueológico que será afectado por el mismo.

finca-4-monticulo
El delta del Diquís posee una riqueza arqueológica extraordinaria. Entre los sedimentos aluviales y a lo largo de mas de 900 hectáreas hay restos de los lugares de habitación, de enterramiento, de los espacios de uso público, de caminos, esferas de piedra y otros elementos de gran valor histórico y cultural. Muro de un montículo precolombino del sitio  Finca 4.

El D1 de arqueología lo desarrolla un profesional contratado directamente por el desarrollador del proyecto. En principio, el D1 de arqueología implica una visita al área del proyecto, la revisión de la base de datos oficial sobre sitios arqueológicos de Costa Rica – http://origenes.museocostarica.go.cr/ y la revisión bibliográfica del área. A partir de esto se rellena el formulario, se redacta un informe con la información ampliada del formulario y se emiten una serie de recomendaciones que se integran al D1 general que se le presenta a la SETENA.

Con la visita al campo se determina si hay restos arqueológicos visibles en superficie. Esta visita no está regulada por la Comisión Arqueológica Nacional (CAN), que es el ente que regula la investigación en el país y que vela por el cumplimiento de la ley 6703 de patrimonio arqueológico. La metodología que se seguirá en el campo para inspeccionar el terreno la determina el mismo profesional contratado. En principio, no se contempla el desarrollo de excavaciones de prueba para conocer lo que hay en el subsuelo, sin embargo algunos profesionales lo hacen. Esto es algo que ha estado bajo discusión, porque de hacerse remociones de suelo para estudiar el subsuelo se debería de contar con una propuesta aprobada por la CAN.

La inspección de campo para un D1 no establece un límite en cuanto a la intensidad de la inspección, el tamaño del área a abarcar, ni del tipo de muestreo. Asimismo, se realiza de manera indistinta para un proyecto a desarrollar en un área de 100 m² o en otro de 600 000 m². Depende absolutamente del criterio del profesional contratado qué se hace, o no, para determinar y valorar la presencia de restos arqueológicos.

La revisión en la base de datos Orígenes del MNCR consiste en verificar si hay sitios arqueológicos registrados previamente en esta base de datos oficial. Orígenes permite visualizar y obtener información básica sobre los sitios arqueológicos documentados desde el siglo XIX hasta el presente. Es información recabada a partir de distintas fuentes. En los últimos 30 años se formalizó el formulario de registro de sitios arqueológicos de Costa Rica que constituye la base de información de este portal al que se accede a través de Internet.

Es importante señalar que Orígenes presenta un serio problema en el sentido de que indica la presencia de los sitios arqueológicos a partir de un punto situado en unas coordenadas puntuales (ver Figura 1). No se da una indicación en términos de una poligonal que muestra el área que abarca el sitio arqueológico. Por lo tanto, esta base de datos es solo una guía y se requiere obligatoriamente hacer una revisión bibliográfica de los informes o publicaciones del área para conocer la extensión de los yacimientos, sus características, su importancia, su estado de conservación y otra información relevante para valorarlo.

hoja Changuena copia

Fig. 1: Hoja topográfica Changuena, escala 1:50 000. Cada punto de color amarillo representa un sitio arqueológico registrado en la Base de datos Orígenes del Museo Nacional de Costa Rica. Tomado de : http://origenes.museocostarica.go.cr/busquedaMapaIndex.aspx

Por otra parte, Orígenes ofrece información de sitios arqueológicos registrados hace 100 años, 50, o en el 2016. Muchos de los sitios registrados, especialmente los más antiguos, adolecen de datos acerca de su ubicación precisa. Su ubicación en los mapas de consulta muchas veces es aproximada y, en la mayoría de los casos, no se ha corroborado con una visita de campo. En este sentido, Orígenes es una guía y no puede ser considerado un criterio absoluto para descartar, o no, la presencia de sitios arqueológicos en un área específica.

La tercer acción de un D1 es la revisión bibliográfica exhaustiva del área de impacto inmediato y sus alrededores. Ante las carencias de la base de datos Orígenes esta acción es fundamental. Esta revisión generalmente se lleva a cabo mediante solicitud de acceso a los informes de investigación, de inspección o de denuncias que resguarda el Departamento de Antropología e Historia (DAH) del MNCR. Este departamento es la base de consulta oficial de la documentación sobre sitios arqueológicos del país.

A la fecha es muy limitada la cantidad de publicaciones sobre sitios arqueológicos y las investigaciones que se han realizado en ellos. Para poder caracterizar un sitio arqueológico, o varios, dentro de un área puntual se requiere consultar la documentación que resguarda el DAH. Esto es fundamental en los casos en los que el proyecto impacta áreas de tamaño significativo que afectan varios sitios arqueológicos, su paisaje y su entorno socio-cultural.

Distribución sitios arqueológicos Delta Sur copiaFig. 2: La consulta a los informes de trabajo y a otra documentación concerniente a los sitios arqueológicos investigados en el país es fundamental. Este ejemplo muestra la extensión de las áreas con restos arqueológicos en el sector Palmar Sur-Sierpe. Desde la base de datos Orígenes no se puede visualizar el detalle que si ofrecen los informes de trabajo específicos. Figura tomada http://www.diquis.go.cr/investigaciones/Informe.Investigacion.Arqueologica.Delta.del.Diquis.(Temporada.2011-2012).pdf

Como resultado de las tres fases anteriores, el profesional contratado rellena el formulario del D1 de arqueología. Este es un formulario muy básico. Consiste en una guía para determinar si hay, o no, presencia arqueológica en el área de impacto del proyecto. Asimismo, se dan las recomendaciones acerca de si no hay impedimentos arqueológicos, o de si es necesario realizar acciones posteriores (evaluación arqueológica, la supervisión de movimientos de tierra, entre otras).

Los criterios para determinar las acciones concernientes al componente arqueológico lo determina el profesional contratado. Las decisiones y recomendaciones de este profesional no son evaluadas por ningún ente de competencia sobre el patrimonio (CAN, MNCR). En caso de que recomiende una evaluación arqueológica y se lleven a cabo otras acciones de rescate arqueológico, demarcación de áreas a proteger, traslado de bienes muebles (petroglifos, esferas, por ejemplo) entonces si se incorporan el Museo Nacional de Costa Rica y la Comisión Nacional Arqueológica.

El D1 en arqueología es la principal herramienta para la toma de decisiones sobre uno o un conjunto de sitios arqueológicos que serán afectados por una obra de infraestructura. El destino del patrimonio arqueológico del país se define en gran medida en este procedimiento. Es por esto que tiene gran relevancia.

sitio Grijaba 1
Los D1 de arqueología pueden determinar la conservación o no de un yacimiento arqueológico. Depende del criterio, de la profesional, de la experiencia y del buen hacer del profesional decidir el futuro de muchos lugares de importancia arqueológica. Foto: E. Volio del sitio Grijalba.

Las acciones para la gestión de los recursos arqueológicos detectados en mediante un D1 de arqueología presentado ante las SETENA son de acatamiento obligatorio para el desarrollador. Asimismo, la “liberación” del área, o de un sector de la misma, también es acatado y permite el desarrollo de un determinado proyecto.

Los D1 de arqueología han sido una herramienta importante para prevenir el impacto arqueológico de los proyectos de desarrollo. Anteriormente (antes de la Ley del Ambiente y la creación de la SETENA en 1996) se contaba con la ley 6703 de patrimonio arqueológico que sólo contemplaba acciones una vez que se detectara patrimonio arqueológico en riesgo. Esto obligaba a detener proyectos en marcha, ocasionaba la destrucción y dejaba en manos de “alguien” que informara al Museo Nacional el hallazgo y el riesgo en que se encontraba un patrimonio X en un lugar X. Asimismo, el Museo Nacional se veía en la obligación de actuar como “bombero” del patrimonio en riesgo, asignando personal y recursos económicos para atender la emergencia.

Con los D1 y los estudios de impacto ambiental se subsanó parcialmente esta manera de actuar sobre el patrimonio arqueológico nacional. Sin embargo, los D1 adolecen de una serie de problemas.

El primero de ellos es delegar la responsabilidad de las decisiones en el profesional contratado por la empresa desarrolladora. Los arqueólogos no tenemos colegio ni ningún órgano regulador. La CAN actúa como regulador mediante la evaluación y aprobación de las propuestas de trabajo para evaluaciones o investigaciones arqueológicas y la posterior aprobación de los informes finales. Al estar los D1 exonerados de cualquier forma de evaluación se corre el riesgo de que las recomendaciones y valoraciones del profesional no sean del todo pertinentes, ni exhaustivas.

Alineamiento sol esferas Finca 6 2
La conservación en su lugar de las esferas y de los objetos y estructuras de los sitios arqueológicos es fundamental en el delta del Diquís. Sin conservación in situ nuestro patrimonio y el conocimiento de la historia precolombina se empobrece. Foto de las esferas alineadas de finca 6. Foto: Diego Matarrita.

Por otro parte, el país no cuenta con una zonificación arqueológica que pueda servir como referencia para la valoración del patrimonio arqueológico. La ausencia de esta zonificación nacional y la ausencia de zonificaciones arqueológicas en los mismos planes reguladores municipales dejan las decisiones sobre el patrimonio arqueológicos al libre alberdrío de los profesionales.

Los D1 en Arqueología se enfocan en el área de impacto directo del proyecto a desarrollar. Esto está provocando una fragmentación de la información, lo que a su vez determina la valoración del patrimonio a afectar o no. En este sentido, la integridad de los sitios arqueológicos se pierde.

Los sitios arqueológicos son remantes de la historia antigua del país que solo se puede estudiar a partir de los restos materiales que se conservan. Los D1 en arqueología están enfocados en identificar esos restos materiales y generalmente las recomendaciones están orientadas a extraer, vaciar esos espacios ocupados antiguamente, para dejarlos libres y que puedan ser usados ahora.

Salvo algunas estructuras consideradas monumentales como los montículos artificiales con muros de piedra, se salvan de ser removidos y se recomienda su conservación y la demarcación de “reservas”. En términos legales, no existe ninguna figura legal que proteja estas reservas. No existen planteamientos para no usar ese espacio por parte de los propietarios del terreno.

El paisaje es un elemento fundamental en la compresión de los sitios arqueológicos. El entorno natural, las modificaciones que se han dado a través del tiempo y sus características actuales, son vitales para el entendimiento de la historia antigua. Como los D1 están enfocados en el área de impacto inmediato del proyecto la perspectiva paisajística no se toma en consideración.

terraba
El entorno natural es fundamental para entender las ocupaciones humanas. El humedal de Sierpe-Térraba fue fundamental en el poblamiento del delta del Diquís.

La ley 6703 del patrimonio arqueológico, y en general la práctica arqueológica del país, está orientada hacia la cultura material que se puede extraer. Los riesgos del patrimonio están enfocados en el saqueo o la destrucción por movimientos de tierra de los objetos. Es por esto que las recomendaciones en la mayoría de los D1 donde se detectan sitios arqueológicos están dirigidos a evaluar y luego a “rescatar” o realizar acciones de salvamento.

La práctica actual de la arqueología que surge a partir de los D1 se orienta a “liberar” terrenos. La arqueología se convierte en una herramienta técnica para permitir el desarrollo de los proyectos amparada en el criterio del salvamento de los objetos y de la información. Esta tendencia a mediano y largo plazo mostrará un país desprovisto de sitios arqueológicos, con información fragmentaria y a un cúmulo de objetos depositados en las bodegas del Museo Nacional sin posibilidades de ser mostrados ni puestos en valor.

 

Categorías
Esferas de piedra precolombinas Información fundamental

Sombras que dan presencia: el sol sobre las esferas del Diquís

Esfera parque Palmar Sur
Esfera precolombina. Imagen tomada el 30 de agosto, día de sol cenital en Costa Rica. Foto: Diego Matarrita.

Ayer, 30 de agosto, fue uno de los dos día del año en los que el sol está en posición cenital en territorio costarricense. Se sabe que en estos días la sombras se reducen hasta casi desaparecer en el momento cenital, unos minutos antes del mediodía.

Esta foto la tomó Diego Matarrita como parte del trabajo de documentación para el nuevo libro sobre las esferas que estoy preparando. Eran cerca de las 7:30 de la mañana. El sol estaba subiendo y en esta esfera se iba reflejando este movimiento de una manera muy hermosa y significativa.

A las 11:40, ya con el sol en el cenit, otras esferas vecinas se veían así:

Esferas sol cenital parque Palmar Sur
Esferas precolombinas del parque de Palmar Sur iluminadas por el sol el 30 de agosto a las 11:40 am. Foto: Diego Matarrita.

A lo largo de casi seis horas pudimos ver los cambios en las sombras. No sabemos si estos cambios generados por el recorrido del sol fueron significativos para la gente que hizo y usó las esferas en tiempos precolombinos.

Por ahora estamos observando, mirando y documentando. Falta mucho camino por andar. Mientras tanto nos deleitamos con las formas con presencia en que se convierten las esferas cuando son iluminadas por la luz solar el día en que sus rayos caen de manera perpendicular sobre ellas y todo lo que está alrededor.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ayer salió publicado un artículo que escribí sobre el sol cenital y las esferas del sitio Finca 6.  Aquí dejo el enlace para quienes quieran saber más sobre este interesante tema.

http://www.nacion.com/ocio/artes/Hoy-dia-Sol-especial_0_1509049085.html

Categorías
Esferas de piedra precolombinas Trapitos de dominguear

Esferas en un templo: sincretismo e identidad local

El año pasado fue un año de fotos para el libro sobre las esferas que estoy preparando. Diego y yo hicimos siete viajes a distintos lugares de la Zona Sur para fotografíar lugares, cosas y gente. Una de las fotos más bonitas que tenemos es la de la iglesia católica de Palmar Sur.

Iglesia de Palmar sur, Osa. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014
Iglesia de Palmar sur, Osa. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014

Le pedí a Diego que la fotografiara porque es uno de los edificios mas hermosos de la arquitectura que dejó la Compañía Bananera en el país.

165
Iglesia católica de Palmar Sur. Arquitectura bananera. Foto: Diego Matarrita, abril del 2014.

Después de esta foto seguimos el viaje hacia el manglar de Sierpe-Térraba que también va incluido en el libro. De regreso, ya casi de noche, un poco cansados por el sol y el viaje por el río, volvimos a pasar frente a la iglesia de Palmar Sur. Estaba iluminada y se veía muy bonita desde fuera. Otra vez le pedí a Diego que le tomara una foto.

Iglesia Palmar Sur iluminada
Vista exterior de la Iglesia de Palmar Sur. Foto Diego Matarrita, abril del 2014.

Dentro de la iglesia había gente porque era Semana Santa. Nos acercamos despacio para no interrumpir el culto y esperamos a que terminaran. Había poquita gente. Estaba un amigo muy querido, Don Rigo Montes, me saludó y entramos.

A veces la vida nos depara sorpresas agradables, cosas inesperadas e imágenes que no habíamos pensado. A medida que nos acercamos al altar vimos flores, plantas y velas eléctricas. Habían cubierto las imágenes, pero se mantenía iluminado todo el interior.

Mientras caminábamos hacia el altar me latíó el corazón. A los lados de la parte frontal estaban dos esferas rodeadas de plantas y luz. Eran de estereofón, estaban pintadas y tenían la textura al estilo de las autenticas precolombinas.

Iglesia catolica Palmar Sur adentro
Interior de la Iglesia de Palmar Sur. Foto Diego Matarrita, abril del 2014.

Nunca había visto a las esferas en ese contexto. Me emocionó la manera cuidadosa en que las habían colocado y el cariño y la importancia que les daban dentro de todo el conjunto. Les pregunté el porqué de tenerlas ahí y me respondieron que las esferas eran parte indisoluble de Palmar Sur y que para ellos era significativo tenerlas, aunque fueran reproducciones, dentro del templo y como parte de la decoración de la Semana Santa.

Muchas veces los pequeños gestos o las acciones de apropiación del patrimonio pasan desapercibidas. Así debe ser. Lo espontáneo. Lo que surge de la gente. Sus deseos, sus gustos. Ver las esferas en esta hermosa y significativa iglesia constituye un gesto profundo de identidad local. Producción local para consumo local. No para la foto del turista ni como souvenir.

Los nuevos sentidos de los objetos arqueológicos, o de réplicas de ellos, son fundamentales para que sean patrimonio. Cuando la gente les da un nuevo significado, los usa, los integra a su vida es porque ya son algo; porque tienen sentido y significado nuevo y de acuerdo a su nueva condición.

¿Para qué objetos muertos? Los prefiero en un templo simulando lo que no son que guardados o protegidos de la gente. Fue lindo entrar a la iglesia de Palmar Sur. Me di cuenta que era un templo vivo, no una reliquia arquitectónica. Había gente haciendo cosas, viviendo su vida espiritual. Gente acompañada de pequeñas esferas y plantas tropicales.

Salimos del templo contentos y emocionados. Ya no le pedí mas fotos a Diego. Seguimos nuestro camino y nos fuimos a descansar porque tocaba madrugar el día siguiente.

Categorías
Escultura en piedra esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Lo que pienso de ...

Esferas precolombinas y una zorra que mira su sombra

Mi amiga Carolina me regaló un libro del gran Gibrán Jalil Gibrán para mi cumpleaños recién celebrado. Hoy domingo me he puesto a leerlo y he encontrado esta pequeña historia:

Cuando salía el sol, la zorra miró su sombra y se dijo “Necesito un camello para la hora de la comida.” Y buscó un camello durante toda la mañana. Llegado el mediodía, tornó a mirar su sombra, y pensó. “Me parece que me conformaría con un ratón.

Mientras lo leía recordé las sombras sobre las esferas de piedra y los amaneceres en Finca 6. Y es que al igual que lo percibió la zorra de la historia, en ciertos amaneceres en Finca 6 observamos nuestras sombras alargadas como si fuéramos gigantes.

Tan largas eran nuestras sombras que medían como 15 metros.  Al igual que la zorra pensando en la comida, nuestro almuerzo hubiera requerido una vaca entera.

Sombras en Finca 6 copia
Sombras alargadas en un amanecer en Finca 6. Foto: I. Quintanilla.

Hay tantas cosas ocurriendo a nuestro alrededor que ni nos damos cuenta de que ocurren. En el caso de las sombras, conforme el sol va subiendo ellas se van encogiendo hasta casi desaparecer al mediodía, especialmente si es en un día de sol cenital. Por eso la zorra pasó de buscar un camello a conformarse con un ratón.

Esferas con sombra
Esfera del Parque de Palmar Sur, Osa, un día de sol cenital cerca de las 9:30 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Aunque no seamos siempre conscientes, el movimiento del sol cambia nuestra percepción de las cosas. Las sombras y la luz son el fondo sobre el que ocurren muchos de estos cambios. Y esto no lo sabía la zorra.

Esfera Parque palmar sur agosto 2014
Esferas precolombinas del Parque de Palmar Sur, Osa en un día de sol cenital a las 11:35 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Es bueno saber que la gente indígena que hizo y usó las esferas de piedra precolombinas entendían y gustaban de las sombras y de la luz. Las esferas les ayudaron a entender los cambios en el tiempo. Eran, entre otras cosas, objetos de memoria y de conocimiento. Estos indígenas descubrieron lo que la zorra no sabía en esta historia. Por que ellos sí entendían las sombras y sus movimientos.

Mas sobre esto:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/09/05/regalos-de-la-vida-y-de-la-arqueologia-un-amanecer-de-abril-en-finca-6/

https://ifigeniaquintanilla.com/2015/05/02/un-regalo-en-imagenes-las-esferas-alineadas-de-finca-6-y-el-sol-cenital/

Nota: el libro que me regaló Carolina se llama “El loco y Lágrimas y sonrisas”. Biblioteca EDAF, España. 1998.

Categorías
Esferas de piedra precolombinas

Un regalo en imágenes: las esferas alineadas de Finca 6 y el sol cenital

Hay imágenes que impresionan, que gustan y que sugieren. Dentro de los cientos de fotos que Diego Matarrita tomó el año pasado para el nuevo libro sobre las esferas de piedra hay varias que me han atrapado. Hoy quiero compartir algunas de  ellas para que también los cautiven y vean parte de Finca 6 desde la mirada de Diego.

Finca 6 amanecer 2 copia
Amanecer en el sitio arqueológico Finca 6. Foto: Diego Matarrita.

Esta primer imagen es de un amanecer en el Sitio arqueológico Finca 6. Fue tomada en uno de los días en que el sol sale en la misma dirección que el conjunto de esferas que caracterizan el lugar. Eran cerca de las las 5:40 de la mañana. El sol surgió entre la bruma mañanera, después de una tarde-noche de lluvia. Era una bola blanca, redonda, perfecta. Era otro sol. No el amarillento y luminoso que impide mirarlo directamente. Este era blanco, enorme, imponente. Se dejaba mirar.

Finca 6 alineamiento 15
Esferas A y B de Finca 6. Están cubiertas por mas de 150 centímetros de sedimento depositado por las inundaciones del Río Grande de Térraba a lo largo de casi mil años. Foto: Diego Matarrita.

El conjunto de esferas de Finca 6 se conserva en el último lugar en que fueron colocadas hace unos mil años.  Esto es único. Único por lo que nos dicen y único por que se ha conservado de milagro. Había otros conjuntos de esferas alineadas y formando figuras geométricas cerca de Finca 6, en el Delta del Diquís, pero fueron destruidos y ya no existen. Finca 6 es un milagro. Ahora es Patrimonio de la Humanidad declarado por UNESCO. Es un milagro con futuro asegurado.

Finca 6 es un milagro y un regalo. Ahora sabemos que este alineamiento está relacionado con las dos fechas en el año en que el sol está en el cenit en esta parte del mundo.

En Finca 6 los indígenas colocaron este conjunto de esferas para señalar el movimiento y la posición del sol. Esto nos dice que controlaban el paso del tiempo y que manejaban conocimiento astronómico. Específicamente señalaban los días del Sol Cenital. Pero, ¿qué es esto del sol cenital? ¿Por qué es importante?

En la web de la Fundación CIENTEC (http://www.cientec.or.cr/articulos/sol-cenital-en-costa-rica) se explica esto de manera sencilla. Transcribo parte de lo que dicen sobre este fenómeno:

Sol cenital o perpendicular: El fenómeno del Sol Cenital es muy especial, solo se da en la región intertropical de la Tierra y cada localidad lo vive solo dos veces al año. Por esta razón, se puede seguir la posición del sol en las fechas indicadas e identificar cuando sus rayos caen perpendiculares sobre la región del observador. Las culturas antiguas utilizaron esta fecha para ajustar el calendario, orientar la construcción de edificios y más.

Este es un fenómeno exclusivo de la región intertropical, entre las latitudes 23,5° Norte (Trópico de Cáncer) y 23,5° Sur (Trópico de Capricornio), debido a la posición de la Tierra respecto del sol, durante su traslación.

Cada región tiene dos días de perpendicularidad al año, de acuerdo a su latitud, pero no sucede al mismo tiempo, como es el caso del Solsticio y del Equinoccio, momentos especiales para toda la tierra. En el caso del sol perpendicular, este fenómeno se va moviendo sobre el territorio costarricense de sur a norte en la primera parte del año y luego pasa de norte a sur en la segunda.

Las sombras se encogen

Cuando se habla de la perpendicularidad de los rayos solares, se entiende la incidencia de los rayos en un ángulo de noventa grados sobre un punto geográfico. Cuando se dan estas condiciones, cerca del medio día, las sombras son mínimas. A la hora exacta del sol cenital o perpendicular, una varilla vertical no dará sombra.

Generalmente se cree que los rayos solares caen de esa forma siempre a medio día, pero eso no es así. Para Costa Rica esta particularidad se presenta durante abril, después del equinoccio de marzo (de primavera, hemisferio norte), y a finales de agosto, antes del equinoccio de setiembre (de otoño en el hemisferio norte).

El sol cenital se da en toda la región intertropical. En el equinoccio de marzo, el sol es cenital sobre el ecuador terrestre, luego sigue subiendo por Colombia, Panamá y demás países del Caribe. En abril el fenómeno llega a Costa Rica y sigue hacia el norte por Nicaragua en su camino hasta el Trópico de Cáncer en territorio mexicano.

Alineamiento sol esferas Finca 6 2
Salida del Sol en Finca 6 en la misma dirección que el conjunto de esferas alineadas. Foto: Diego Matarrita.

Esta imagen es de otro día en que el sol salió alineado con las esferas de Finca 6. A diferencia del anterior este era un sol brillante y luminoso que nos cubrió de luz dorada.

Finca 6 no solo pudo haber sido un lugar donde se controlaba el paso del tiempo a partir de los movimientos del sol. También pudo ser un lugar de reunión cada vez que el sol salía en la misma dirección que las esferas.

De acuerdo a mi experiencia, el sol es distinto cada vez que sale en Finca 6. El paisaje cambia; la luz lo modifica todo; si ha llovido o no; si hay bruma o muchas nubes. Aquí hay una combinación de conocimiento y sensaciones. Se produce un juego de imágenes en un espacio creado para las esferas, el sol y la gente.

Nota: Al antropólogo Federico Guevara le debo haber llegado a entender la relación entre las esferas de los alineamientos de Finca 6 y el Sol Cenital. 

Categorías
esferas de piedra

Cincuenta mil visitas y miles de gracias

Hace tres años empecé este blog. No tenía ni idea de cómo empezar ni qué decir exactamente; mucho menos sabía quienes lo iban a leer. Han pasado tres años, he escrito 89 entradas y lo han visitado mas de 50 000 veces.

13
Esferas en Bahía Ballena, Osa, ejemplo del abandono y la desidia. Foto: Diego Matarrita.

A lo largo del camino he encontrado seguidores fieles, inquietos y amables que me animan a seguir adelante. He conocido mucha gente por lo que he escrito y he tenido encuentros gratificantes de personas que me agradecen lo que hago y digo.

Me siento feliz de este blog. Me llena de alegría comunicar, compartir, sufrir y llorar por las esferas, por los lugares donde están, por el estado en que se encuentran.

el silencio esfera
Esfera del sitio El Silencio en su avanzado estado de deterioro. Foto: Diego Matarrita.

La voz en este blog es mía. Es mi opinión y mi conocimiento experto. Son mas de 20 años de estudio, de amor, de pasión y de un poco de locura -obsesión, dirán algunos- por las esferas, por la arqueología del Diquís y por una región a la que amo.

Rodrigo Rubí J.  Escultura antropomorfa P-299-BT-F. E-84 / Procedencia: Cd 80/82N 26W/42-65 cmb/d. Batambal, Palmar Norte, Puntarenas. Costa Rica. ft Rodrigo Rubí J. dic2012.
Escultura sin rostro del Diuís. Sitio Batambal, colección Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Rodrigo Rubí.

Este blog es mi herramienta para compartir lo que sé y lo que voy sabiendo. Es mi máquina para pensar en voz alta y para reflexionar no solo sobre las esferas, sino sobre todo lo que las acompaña

Lo empecé cuando me ahogaba por el mal estado de conservación de la mayoría de las esferas y de los sitios donde están. Me lancé a compartir mi pesar y preocupación por este patrimonio olvidado y maltratado. Aunque algunas cosas han cambiado, otras siguen igual. Eso significa que la tarea continúa porque el patrimonio es cosa de todos y principalmente porque me siento responsable por muchas cosas que yo encontré y estudié.

Ahora hay cuatro sitios con esferas de piedra declarados patrimonio mundial ante la UNESCO. Un logro pero mas que todo un gran reto. Yo sigo comprometida, vigilante y deseosa de ayudar en su protección, conservación y puesta en valor.

amanecer-12abril-3
Amanecer del 12 de abril en Finca 6. El sol sale alineado con las esferas de uno de los alineamientos del sitio. Foto: Diego Matarrita.

Las esferas son memoria; son memoria de los pueblos indígenas creativos, audaces y trabajadores que vivieron en el Diquís, en el Pacífico Sur de Costa Rica. Por esta gente que no conocí, por que ellos fueron capaces de hacerlas y tenerlas, por ellos, por respeto a su memoria y a sus descendientes, es que seguiré con este blog. Espero seguir contando con usted que me está leyendo. Acompañada, el camino es mas placentero

¡¡ Gracias!!!

Categorías
Esferas de piedra precolombinas Sitios arqueológicos con esferas

Claude Baudez y la arqueología del Diquís

El pasado 13 de julio murió el Dr. Claude-François Baudez, arqueólogo francés y uno de los  “americanistas” mas destacados del siglo pasado.

Conocí brevemente al Dr. Baudez en 1990 en Costa Rica. En ese momento no desarrollamos ninguna relación personal ni profesional. Volví a encontrarlo 19 años después, ya no en el trópico sino en un Paris frío e invernal. Cuando nos reencontramos estaba vestido de manera elegante. Mantenía su brillante calva. Su cuerpo, a  pesar de los años, se mantenía delgado y estilizado. Me pareció más simpático y afectuoso que años atrás. Seguro que yo también le parecí más agradable porque después de saludarnos pasamos la mañana revisando esculturas de piedra mientras evocábamos tiempos y lugares pasados.

Mi reencuentro con el Dr, Baudez se dio a partir de la visita de investigación que hice al nuevo y radiante Musee du quai Branly, el heredero del Musée de l’Homme, el museo donde los franceses colocaban lo no occidental, lo de las sociedades primitivas, lo de la América indígena, Oceanía y otras partes del mundo prehistórico. A este nuevo museo habían trasladado los materiales que el Dr. Baudez había colectado en Costa Rica en los años cincuenta y sesenta.

Una de los objetivos de mi vista a los depósitos del quai Branly era revisar  las “esferas de piedra” que el Dr. Baudez había encontrado en el sitio Papagayo, en Guanacaste,  a finales de los años cincuenta. Era el único reporte fiable de esferas en esta parte de Costa Rica y quería verificar si realmente eran esferas como las del Diquís.

Como solicité ver los materiales recolectados por él, Fabienne de Pierrebourg, la curadora de las colecciones de América, lo invitó a venir. Él, ya mayor y jubilado, tuvo a bien compartir una mañana con nosotras.

Debo decir que fue emocionante estar  junto a él en el museo. Pocas veces existe la posibilidad de que alguien que encontró algo hace casi cincuenta años te lo muestre. Normalmente son funcionarios que no tienen nada que ver con esos hallazgos quienes ponen las cosas a tu disposición. A veces te vigilan mientras tomas medidas, fotos y llenas formularios; otras veces confían en tu trabajo y te dejan hacer en paz..

Revisar el material de Papagayo con el Dr. Baudez fue muy importante para mi trabajo porque juntos decidimos que lo que él había encontrado ahí no eran esferas como las del Diquís, sino pequeñas piedras redondeadas que no habían sido talladas.

Esta era una conclusión importante porque ayudaba a acotar la distribución de las esferas de piedra y descartaba a Guanacaste-Gran Nicoya. Él estuvo de acuerdo, y hoy ya borré de la lista de sitios con esferas a Papagayo.

Descartadas las esferas de la Gran Nicoya, nos dedicamos a revisar unas pocas esculturas de piedra del Diquís y hablamos sobre ellas y otras cosas más. Así se nos fue la mañana. Nos despedimos, yo seguí con mi trabajo y quedamos en vernos de nuevo unos días después en la Maison de la Amerique latine, donde yo iba a dar una conferencia sobre las esferas de piedra del Diqúis.

MQB-ESC-71-1958-2 FRONTAL rec
Escultura precolombina del Diquís. Colección Musée du quai Branly, Paris.

Él vino a la conferencia. Estuvo ahí, quieto, con los ojos muy abiertos; preguntó, se emocionó y al final de todo nos despedimos. Dos cálidos besos; uno en cada mejilla acompañados de sonrisas y afecto. Así me despedí de él y así lo recuerdo ahora. Lo veo de espaldas, caminando por un angosto pasillo con su elegante abrigo de invierno, su boina gris y su maletín de cuero gastado.

Hoy quisiera honrar la memoria del Dr. Baudez a partir de su aporte a la arqueología del Sur de Costa Rica. Y es que quienes nos dedicamos a la arqueología de esta parte del mundo debemos reconocer que el trabajo que él y tres arqueólogas más hicieron en el delta del Diquís en 1990 ha sido un aporte fundamental para la región.

Pero, ¿por qué es importante el trabajo que coordinó el Dr. Baudez en el Diquís?

Es importante porque esta investigación sentó las bases de gran parte de lo que sabemos y protegemos hoy en el Diquís. El proyecto que él dirigió en 1990 y que culminó con un libro  en 1993 –Investigaciones arqueológicas en el Delta del Diquís– ha sido fundamental para una de las zonas olvidadas de la arqueología del sur de Centroamérica en ese momento.

Desde 1949, cuando Samuel Lothrop hizo estudios en las fincas bananeras de Palmar Sur-Sierpe, nadie más había vuelto a estudiar esta parte de Costa Rica de manera sistemática.

El trabajo del equipo del Dr. Baudez generó las bases para un mejor conocimiento del principal foco de esferas precolombinas en el mundo. Además, estableció la secuencia cronológica del delta del Diquís a partir del reconocimiento arqueológico de un área cercana a las 1.050 has en las plantaciones bananeras.

La investigación combinó excavaciones estratigráficas, análisis tipológicos de la cerámica y fechamientos absolutos de Carbono 14. Esto no se había hecho antes en el delta.

La prospección de Baudez y su equipo de arqueólogas mostró que los restos arqueológicos se distribuían en un área cercana a las 900 has. entre Palmar Sur-Sierpe e identificaron distintos focos de ocupación. Ubicaron  los restos en un lapso cronológico desde el 300 d. C. hasta 1500 d. C. con un pico de ocupaciones entre 800 y 1200 d. C.. Con estos resultados, lo que Doris Stone y Lothrop documentaron en el delta del Diquís en los años cuarenta adquirió un nuevo sentido tanto a nivel cronológico como espacial.

Distribución de vestigios Chiriquí Delta
Mapa arqueológico del Delta del Diquís con la distribución de restos precolombinos. Es el resultado del estudio llevado a cabo por la Misión Arqueológica Francesa coordinado por el Dr. Claude Baudez en 1990.

Por otra parte, uno de los resultados más importantes de la prospección del equipo de Baudez fue el hallazgo de cinco esferas monumentales agrupadas en su lugar original en Finca 6; éstas son las únicas que se conservan de esta manera en la actualidad.

Esfera C de Finca 6 como se encuentra actualmente. Foto Diego Matarrita.
El conjunto de esferas de Finca 6 fue descubierto por el equipo de la Misión Arqueológica Francesa en 1990. A ellos se debe, en gran medida, que hoy sea uno de los sitios arqueológicos más importantes de Costa Rica. Esfera C de Finca 6 como se encuentra actualmente. Foto Diego Matarrita.

Otro resultado fue la constatación de que gran parte de las esferas registradas por Stone y Lothrop habían desaparecido o estaban desplazadas. No obstante, mostraron que los vestigios arqueológicos del delta, a pesar de las múltiples alteraciones, poseían un gran potencial de investigación.

Con el paso del tiempo he logrado comprender el valioso y fundamental aporte del proyecto que coordinó el Dr. Baudez. Por suerte, pude decírselo. Le gustó y sonrió muy feliz cuando escuchó mis palabras.

Hoy que ya se ha ido, soy yo quien me alegro de haberle dicho cuán importante fue su trabajo.

Referencias:

Baudez, Claude-François, Nathalie  Borgnino, Sophie Laligant, et Valérie Lauthelin, 1993 – Investigaciones Arqueológicas en el delta del Diquís. 160 pp. ill. CEMCA Mexico/DRCSTE San José de Costa Rica.

Enlaces de interés:

http://mexiqueancien.blogspot.mx/2013/07/disparition-de-claude-baudez.html

Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas

Mujeres de piedra del Diquís

Mujer con máscara
Escultura antropomorfa. Delta del Diquís, Costa Rica. Foto: Diego Matarrica.

¿Qué ven en esta escultura? A mí me llamó la atención el hecho de que representa a una mujer pero no lo hace en la forma en que se la suele encontrar en la escultura en piedra precolombina. Esta figura femenina, con pechos insinuados, se muestra erguida, en pose de autoridad, luce dientes o colmillos prominentes.

En la línea de mostrar el rico y variado conjunto escultórico que acompañó a las esferas de piedra precolombinas, hoy les muestro este ejemplar especial.
Es una de mis esculturas preferidas por su iconografía y la fuerza que transmite. Además hay tres elementos que la hacen especial:

1- Es un fragmento re-utilizado después de que se partió de una escultura completa.

2- Es uno de los ejemplares mejor conservados de las representaciones femeninas en escultura en piedra.

3- Conserva las huellas de los instrumentos de fabricación, los que se integran a su acabado de superficie y la dotan de textura.

Si estuviera completa, esta figura posiblemente mostraría genitales femeninos. Fracturada como está, todavía conserva sus protuberancias que simulan pechos. Estaría desnuda al igual que la mayoría de las esculturas del Sur de Costa Rica.

Un elemento especial de las esculturas de mujeres del Diquís es que no fueron representadas en los roles típicamente señalados como femeninos. Por el contrario, en el período Chiriquí y específicamente en el Delta del Diquís y sus alrededores inmediatos, entre los años 800 y 1500, las mujeres fueron representadas con elementos singulares que en otros contextos se relacionan con los hombres.

En el Diquís las mujeres de piedra tienen máscaras que simulan lagartos o felinos; muestran sus dientes y colmillos y se mantienen rígidas como muchas de las esculturas de base de espiga. A diferencia de las figuras masculinas no sostienen bastones, pero sí tienen lenguas o cinturones con forma de serpientes. No se presentan armadas, pero sí  acompañadas de animales poderosos y temibles en las cosmogonías del trópico americano.

Esta escultura se conserva en los depósitos del Museo Nacional de Costa Rica y algún día podrá ver la luz en alguna exhibición. Mientras tanto, es accesible para investigadoras como yo que podemos medirla, fotografiarla y documentarla para estudios académicos.

Pero esta no es la situación de todas las esculturas de este tipo tan singular. Lamentablemente, una escultura de su misma “familia” pronto saldrá a subasta y el mejor postor se la llevará a su casa o a su museo privado.

La escultura de la que les hablo está en el catalogo de Sotheby’s de Paris y es parte de la colección Barbier Mueller de Arte Precolombino que se subastará los días 22 y 23 de marzo de este año. Los mercaderes del coleccionismo la han tasado entre 150.000 y 200.000 euros.

Sacada ilegalmente, pasó de mano en mano, de coleccionista en coleccionista. Ahora cuenta con un expediente limpio después de haber sido exhibida en un museo público en Barcelona. Por eso, está pieza está disponible para el que ofrezca más. ¿Sabrá valorar quien haya pagado más su valor cultural, simbólico, patrimonial? ¿Qué les parece?

Fotografía tomada de:
Fotografía tomada de: http://www.sothebys.com/fr/auctions/ecatalogue/2013/collection-barbier-mueller-pf1340/lot.154.html
Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas Trapitos de dominguear

Hombre-armadillo del Diquís

Hombre-armadillo del Diquís
Hombre- armadillo del Delta del Diquís. Foto: Diego Matarrita. Colección Museo Nacional de Costa Rica.

¿Quien conoce a los “hombres-armadillo” del Delta del Diquís? Seguro que muy pocos, porque no son tan famosos como las esferas de piedra. Sin embrago, son un tipo de escultura única del delta y sus alrededores. Para que los conozcan aquí les dejo un bellísima foto tomada por Diego Matarrita. Es una pieza de la colección del Museo Nacional de Costa Rica.