El mito de las esferas de piedra dinamitadas

El mito de las esferas dinamitadas

Durante muchos años ha circulado una historia en la Zona Sur para explicar el porqué de muchas esferas fragmentadas. Según esta historia están partidas y rotas porque fueron dinamitadas por gente que buscaba oro en su interior, ya que se decía que los indígenas las habían fabricado mediante fundición y modelado y que habían dejado tesoros ocultos dentro de ellas. Como está claramente demostrado que las esferas son objetos escultóricos, tallados en un bloque sólido de roca, no podemos por lo tanto darle crédito a esta historia que de tanto repetirse se ha convertido en mito.

19

Las esferas precolombinas fueron talladas a partir de bloques sólidos de roca. En el Diquís encontramos los bloques naturales en ciertas partes de la Cordillera Costeña como en Olla Cero. Foto: Diego Matarrita.

A la fecha he estudiado cerca de 50 esferas rotas y no he encontrado ningún tipo de evidencia, como podría ser las perforaciones para introducir un cartucho de dinamita, o fracturas de tipo explosivo que sostengan esta historia.

Image

Esfera partida en tiempos antiguos
. Presenta otras alteraciones como perdidas de fragmentos por exfoliaciones recientes. Esfera sitio Bolas, Buenos Aires de Puntarenas. Foto: I. Quintanilla.

La razón de la mayor parte de las fracturas se debe a causas naturales relacionadas con la propia estructura de la roca utilizada. Es probable que los bloques tuvieran micro-fisuras debido a las presiones sufridas por las rocas en su proceso de salir a la superficie o al separarse de la roca madre. También podían tener porosidades que quedaron después de la liberación de gases que se dio cuando se estaba solidificando el magma en las profundidades de la tierra.

Esfera Grijalba  copia

Esfera conservada cerca de su lugar original, Sitio Grijalba, Ciudad Cortés. La esfera está completa pero se ha partido por una fisura que se convirtió en grieta. Foto: Diego Matarrita.

La roca arrastraba en su estructura estas características que a corto o mediano plazo provocarían que se partiera. Es por esto que se considera que la selección del bloque de piedra es una tarea fundamental en el proceso de trabajo escultórico, ya que una mala escogencia puede desembocar en la inutilización del objeto por ruptura.

Las esferas partidas por problemas de estructura se rompen en dos fragmentos con cortes muy simétricos que a veces dan la impresión de que se hubiera usado un implemento para dividirlas. Por lo general, el resto de la roca está sano, pero una vez partida, el objeto pierde su forma. En unos casos los bloques partidos se siguieron utilizando, lo que implicaba posiblemente un cambio de uso y de sentido de la antigua esfera.

 

Esfera de piedra con fisuras y diablesas.

Las esferas precolombinas fueron talladas a partir de bloques sólidos de roca. En el Diquís encontramos los bloques naturales en ciertas partes de la Cordillera Costeña como en Olla Cero. Foto: Diego Matarrita.

Además de las esferas rotas existen muchos casos de esferas que han perdido fragmentos por cambios muy bruscos de temperatura. Lo más frecuente es que se produzcan exfoliaciones –perdida de capas como una cebolla– o fisuras. Con los cambios bruscos de temperatura, una fisura puede ir ensanchándose hasta convertirse en grieta.

Existe una alta probabilidad de que las grietas se hagan más grandes hasta provocar que la roca se expanda y se rompa, especialmente si está expuesta al efecto constante de la lluvia y al ataque biológico de musgo, líquenes y otros microorganismos. Cuando una esfera se rompe por estas razones, lo que se observa son grietas en varias direcciones y pérdida de trozos irregulares. Gran parte de las esferas del Sur sufren este problema; un problema que requiere una atención especializada, seguimiento y control permanente, además de cuido y mantenimiento constante.

lareina3

Fragmento de esfera del Sitio La Reina, Pérez Zeledón. Este fragmento se desprendió de la esfera y hasta hace uno años estaba tirado en el camino de acceso a la escuela de la localidad de La Reina. Foto: I. Quintanilla.

, , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: