Una escultura en estudio: lo que nos dicen las imágenes

Desde hace muchas semanas he estado prácticamente consumida en el mundo de la escultura del Diquís. Son muchas horas dedicadas a recopilar información, ordenar datos, estudiar imágenes, … En este largo camino de poner orden para estudiar adecuadamente la colección he ido acumulando miles de imágenes. Hoy quiero compartir tres. Son de la misma pieza, pero reflejan distintos momentos y facetas de la misma.

La escultura de la que les voy a hablar tiene el número 14582 en el registro del Museo Nacional de Costa Rica. Es uno de los ejemplares más bellos y mejor conservados del Diquís, y por eso hoy en día está en exhibición en la Sala de Arqueología de este museo.

Primero quiero que vean un dibujo hecho en 1940. Está en uno de los Catálogos de Antigüedades del Museo Nacional de Costa Rica. En esos años se tomaban fotos en blanco y negro, a la vez que había dibujantes que documentaban los objetos mediante dibujos al lápiz y a la tinta.

MNCR 14582 dibujo registro copia
Dibujo del Catalogo de Antigúedades del Museo Nacional de Costa Rica con una ilustración a lápiz de la escultura 14582.

Dibujos como éste y otra documentación de archivo son muy importantes para conocer la historia de estas esculturas. La mayoría de ellas fueron obtenidas sin ningún tipo de control científico. En el caso de esta pieza y muchas otras más, la única documentación que existe se concentra en dibujos como el que muestro y en breves descripciones anotadas al pie de la foto o del dibujo.

Otra imagen que quiero compartir es la producida para estudiar detalles de la pieza. En este caso es el dibujo hecho por Gustavo Gómez en el 2007 cuando colaboraba conmigo en el estudio de la colección del Museo Nacional.

MNCR-ESC-14582 estudio detallado
Dibujo esquemático de la escultura 14582 con fines de estudio. Dibujo de Gustavo Gómez.

Es otro tipo de documentación que complementa otras imágenes llenas de medidas, anotaciones y detalles descriptivos. Está hecho en función de una serie de preguntas importantes para mis estudios. Posiblemente, otro investigador o investigadora documentará otras cosas o lo hará de otra manera. Todo depende de los recursos de cada uno y principalmente de los objetivos de estudio.

La tercer y última imagen es la foto de la misma escultura.

Escultura femenina fabricada en roca arenisca. Diquís. Foto: Diego Matarrita
Escultura femenina fabricada en roca arenisca. Diquís. Foto: Diego Matarrita

Con una buena cámara, buena iluminación y un buen fotógrafo -Diego Matarrita como en otras ocasiones- podemos ver muchos detalles de esta estatua: podemos ver la técnica exquisita de la talla, el color de la materia prima, las huellas de algunas herramientas, el desgaste  por uso de la base, las intervenciones de los restauradores. También podemos ver en todo su esplendor la figura femenina representada y los detalles que la caracterizan.

Cada objeto tiene distintas facetas, pero estas facetas están mediatizadas por las preguntas que les hacemos. Y las preguntas y las respuestas las podemos documentar a través de dibujos y fotos como estas tres. Muchas veces preguntamos mal o simplemente no preguntamos nada y sólo representamos algo. Sea lo que sea, es fundamental documentar bien, compartir esa documentación y hacer que se conserve a través del tiempo para que otros también puedan preguntar. Y si no preguntan nada, por lo menos para que puedan ver.  Que yo muchas veces ya no sé si estoy viendo o si estoy preguntando y buscando.

11 comentarios

    • Catherine: Esta estatua, al igual que muchas otras del Diquís no fue excavada profesionalmente. Los datos que tenemos es lo que dice el catalogo del Museo Nacional. Según las anotaciones procede de Puerto Cortes (hoy Ciudad Cortes, Osa), fue un “obsequio” de Gonzalo Gonzáles e ingresó al Museo en 1940.No hay otros datos específicos. Lo que sí sabemos de piezas como estas es que está asociadas a sitios arqueológicos con esferas de piedra donde se construyeron montículos artificiales hechos con tierra y muros de piedra. También sabemos que estas esculturas no fueron usadas como ofrendas funerarias, sino más bien en espacios ceremoniales o dentro de conjuntos habitacionales. También sabemos que muchas de ellas terminaron rotas y que fueron reutilizadas. De eso va mi tesis de doctorado, pero todavía falta un poquito de trabajo.

      Me gusta

    • Estimado Carlos: La identificación del género de las esculturas es un tema bastante delicado, especialmente cuando no hay indicadores claros y lo que usamos son nuestros conceptos de asignación de género. En el caso de las esculturas de base de espiga lo que he visto – ya Mason y Lothrop también lo dijeron- es que hay claros elementos para identificar a la mayoría de las estatuas. De las más de 400 esculturas que he estudiado, la mayoría están desnudas y solo unos pocos ejemplares tienen una especie de taparrabo frontal de forma triangular. Normalmente los hombres tienen su pene claramente indicado y de manera naturalista. Me falta terminar la base de datos y los análisis estadísticos, pero todo apunta a que si tienen pene no tienen pechos demarcados.
      En el caso de las mujeres lo común es que tengan los pechos en forma de protuberancias pequeñas y la vulva como una protuberancia frontal. Sé que la pieza que he ilustrado no tiene rasgos claros femeninos en la zona genital como si lo tienen otros ejemplares, pero es más probable que se trate de una representación femenina que de una masculina.
      La escultura del Diquís tiene muchas representaciones femeninas con elementos compartidos con las figuras masculinas. De hecho, Mason y Lothrop- quienes me precedieron en el estudio de este conjunto escultórico- las identifican como “diosas”, como mujeres “enmascaradas” o como mujeres “enfadadas” según sea el tipo de atributos que presentan.

      Me gusta

  1. Hola Ifigenia…qué importante es documentar con buenas fotografías, como la de Diego Matarrita, porque aunque los dibujos son muy buenos, la fotografía los supera, a la hora de querer identificar con mayor exactitud la pieza. Además los acercamientos con la foto, nos permiten conocerla mejor. Al contemplarla, me quedan varias interrogantes: cuál era el uso de esta pieza?; a qué época pertenece? Gracias!

    Me gusta

    • Hola María Elena: definitivamente una buena fotografía permite ver detalles que a simple vista no podemos apreciar. Ni que decir comparada con dibujos… Estas esculturas, como le decía a Catherine, quien también me ha preguntado sobre esto, están asociadas a los conjuntos habitacionales, a las zonas de montículos y a toda una serie de prácticas ceremoniales y rituales. hasta ahora no hay datos que indiquen que hayan sido usadas como ofrendas funerarias. En términos cronológicos, estas esculturas están asociadas al Período Chiriquí, es decir que se empezaron a fabricar alrededor de 800 d.C. hasta el período de Contacto indo-hispánico. Son un tipo de producción escultórica muy específica del Delta del Diquís y sus alrededores inmediatos. Con certeza puedo decir que es un tipo de producción muy local que no circuló dentro ni fuera de la región.
      Otra cosa importante es que estas esculturas y otras son las “hermanas pequeñas” de las esferas de piedra. Probablemente los mismos artesanos y artistas dedicados a las esferas también hicieron muchas de estas esculturas.

      Me gusta

      • Como siempre, Ifigenia, muchas gracias por toda la información que compartes con nosotros…Es muy interesante. Y lo que más me llama la atención; es que presentas los datos pero en un vocabulario y un estilo muy didáctico, que hace que cualquier persona pueda entenderlos y no sólo los especialistas. Queda una con deseos de aprender y conocer más del tema. A propósito…me encantaría que pudieras ofrecer una charla (en San José o en Palmar Sur) en el marco del Festival de las Esferas, 2013.

        Me gusta

  2. Me queda otra duda: esta pregunta es estrictamente de apreciación visual… y filosófica….¿Que te hace pensar que es una figura femenina? Porque me quedé intrigada con los genitales…las tres bolitas …bien podrían representar los pezones de una varón y su ombligo. y la parte inferior …pareciera una representación de serpiente enroscada. Te lo digo porque a veces damos por sentado supuestos que quizá no sean del todo reales. (Esta es una nueva metodología en arte, que se denomina Piensa en Arte) Te envío esta inquietud con la intención de abrir los comentarios sobre este tópico, en particular.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s