Categorías
Biografías de esferas Escultura precolombina de la gran Chiriquí esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Información fundamental Sitios arqueológicos con esferas Sitios con esferas como patrimonio mundial

Una esfera de peso pesado

A lo largo de muchos años me he dedicado a medir las esferas de piedra precolombinas del Diquís. De una manera algo rudimentaria he medido cerca de 200 esferas, algunas de unos pocos centímetros, otras con diámetros superiores a los 200 cm.

Esfera 1 CTPO Diego 2007
Hay esferas de tamaño monumental, como la de esta foto, que son difíciles de medir. Ahora con fotogrametría o con un escanner láser, se pueden tener medidas precisas. Esfera Colegio Técnico Profesonal de Osa, Palmar Norte, 212 cm de diámetro. Foto Diego Matarrita, 2007.

Durante años lo que he hecho ha sido medir el diámetro y la circunferencia. En el caso de los diámetros, he usado un nivel de cuerda para tener una línea horizontal y he colocado dos plomadas en puntos de la circunferencia máxima de la esfera. medida esferas

Con el fin de tener una idea acerca de la simetría de cada esfera, he tomado entre tres y cuatros puntos para obtener los diámetros y así tener medidas comparativas. Con estos datos, he podido determinar las tendencias en tamaño, calcular pesos y caracterizar a estas singulares esculturas precolombinas.

haciendavitoria1,2
Medición de la circunferencia de una esfera con la ayuda de Roberto Herrscher en el 2002. Foto: I. Quintanilla.

De los años noventa, cuando empecé con las mediciones, hasta ahora muchas cosas han cambiado, y eso está bien. Ahora otros investigadores se dedican a medir y estudiar las esferas y hay nueva información fundamentada en el uso de aparatos de alta precisión.

Entre las maravillas tecnológicas que se están usando para medir las esferas están los escáneres láser de alta resolución. En Costa Rica, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LANANME) de la Universidad de Costa Rica -un laboratorio de referencia y amplio prestigio- posee uno de estos aparatos y, principalmente, tiene un grupo de expertos que saben usarlo e interpretar los datos.

Escanner LANAME 3 copia
Equipo de profesionales del LANANME colocando los instrumentos para la medición de una esfera. Jardín central del Museo Nacional de Costa Rica en San José. Foto: I. Quintanilla.

Con el escáner de la fotografía, el mismo equipo del LANANME midió la esfera de mayor tamaño que se ha registrado en el país -la del sitio arqueológico El Silencio-y ahora tenemos un dato sorprendente, y muy importante. De la primer medida de 1991, que daba un diámetro que oscilaba entre los 250 cm hasta los 257 cm, se sabe en este momento que realmente mide 266 cm.

El Silencio Robert Muñoz 2 copia
La esfera del sitio El Silencio es la de mayor tamaño que se ha registrado en Costa Rica. Imagen tomada de una captura de fotogrametría realizada por Robert Muñoz.

En una publicación reciente de Francisco Corrales y Adrián Badilla, arqueólogos del Museo Nacional de Costa Rica, he leído la información sobre la nueva medición. En la misma también indican que se ha calculado el peso de la esfera en 26 toneladas.

Esta nueva medida muestra que la esfera es más grande y mucho más pesada de lo que se había calculado con las medidas manuales. Igualmente, por un estudio que hicieron en los alrededores, estiman que la materia prima para fabricar esta esfera estaba por lo menos a un kilómetro de distancia del emplazamiento actual.

Es increíble: 266 cm de diámetro  y unas 26 toneladas. Que capacidad, que dominio técnico, que grado de organización del trabajo…cuanto esfuerzo colectivo…cuanto trabajo acumulado en un objeto monumental.

Sé que hay muchas personas escépticas para quienes es impensable que los indígenas que vivían antiguamente en esta parte del mundo fueran capaces de pensar, hacer, transportar y usar estas esculturas. Entiendo que no puedan entender las capacidades de pueblos organizados de manera distinta a las sociedades estatales, burocratizadas y militarizadas a las que estamos acostumbrados.

Con desdén se ha estado diciendo que los arqueólogos que estudiamos las esferas y las sociedades a las que están vinculadas las subestimamos diciendo que eran pueblos maiceros, de simples agricultores. Cuanta ignorancia en el entendimiento de las implicaciones de la vida sedentaria, del papel de la agricultura y de las distintas formas de organización social y política que conllevan estas sociedades.

Una esfera de peso pesado como la de El Silencio asociada directamente a un sitio arqueológico de un pueblo típicamente característico del Diquís precolombino es la mejor evidencia de ese “saber hacer” indígena. Ser “maicero” y considerarlo algo despectivo y para gente carente de capacidades atenta contra los pueblos indígenas y es un malintencionado intento de quitarle credibilidad a la investigación realizada por arqueólogos y arqueólogas como yo.

Ojalá el estudio de las esferas y de los sitios donde están se hagan de manera más moderna, interdisciplinaria y con el apoyo de las nuevas tecnologías. Más conocimiento, mejores datos. De mi parte solo quiero guardar las plomadas y el nivel de cuerda. Bienvenidos los escáner láser, la fotogrametría y todos los especialistas y las mejores técnicas para la documentación de este patrimonio.

Un pueblo maicero como el nuestro, con una larga historia agrícola e indígena, necesita de nuevos saberes. Porque somos y existimos, porque fueron y existieron, porque no tenemos dudas. Porque no somos mito ni andamos perdidos en la Historia. Somos parte de la Historia y ahí están las esferas con su peso y su presencia para demostrarlo. Ahí están los indígenas con su peso y su presencia para ratificarlo.

________________________________________________________________

Nota: en una entrada anterior escribí sobre otro estudio del LANANME y el trabajo de elaboración de las esferas del Diquís. Aquí el enlace:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/04/06/un-largo-camino-de-transformacion-de-la-piedra-amorfa-a-la-esfera-perfecta/

Aquí también la referencia de la publicación de los arqueólogos del Museo Nacional:

Corrales, Francisco y Adrián Badilla. 2012. Asentamientos precolombinos con esferas de piedra en el Delta del Diquís, Sureste de Costa Rica. Vínculos 35: 19-66.

Categorías
Escultura en piedra esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo Patrimonio cultural Sitios arqueológicos con esferas

Hermosa curvatura de piedra

Bahía BallenaDa gusto ver una esfera así. Para los que gustan de la simetría, de las formas hermosas. Con su musgo, sus líquenes, sus cianobacterías y demás micro-organismos. Con su tropicalidad.

Esta esfera yace plácidamente abandonada junto con otras cuatro en el centro del pueblo de Bahía Ballena, en Uvita. Casi invisible por el descuido, no es percibida en su perfección ni en su fino acabado.

Yace invisible mientras cientos de turistas entran al parque marino Ballena. Quizá mejor así que con gente subida sobre ella, o posando para la foto. No sé… cada vez tengo menos cosas claras con esto del turismo que consume cultura. Por ahora mejor mostrarla en fotos. Fotos como esta que re-encontré y que tomó Diego Matarrita el año pasado. La comparto hoy para que no se nos olvide que está ahí y así.

 

Categorías
Biografías de esferas esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Esferas en riesgo Información fundamental Patrimonio cultural Sitios arqueológicos con esferas Sitios con esferas como patrimonio mundial

Un techo para una esfera: llegó la Navidad para El Silencio

Ya casi llega la navidad con sus regalos. Para la esfera del sitio El Silencio parece que se adelantó. Ya le construyeron un techo, y parece que con esta construcción su sufrimiento y su deterioro -aunque ella no siente- se ve paliado, o por lo menos en parte mitigado.

Techo el Silencio 6
Así luce el techo recién construido para proteger la esfera del sitio El Silencio en Osa. Es la esfera precolombina más grande que se conoce. Foto: I. Quintanilla, 21 de noviembre de 2015.

El sábado pasado visité El Silencio y me encontré con la sorpresa del techo.  Es una estructura sencilla, básica: perling industrial, soldadura y saram atado con cuerda. Cuatro columnas en 6X6 metros protegerán ahora a la esfera de 2.50 cm de diámetro y sus cerca de 20 toneladas.

Techo el Silencio 2
Detalle de la esfera y su techo. El Silencio, 21 de noviembre de 2015,. Foto: I. Quintanilla.

Gracias al periódico La Nación, que es por donde normalmente me entero sobre las acciones que se llevan a cabo sobre las esferas del Diquís, ahora entiendo que  el Museo Nacional colocó recientemente el techo sobre la esfera más emblemática de Costa Rica (http://www.nacion.com/vivir/patrimonio/Colocan-techo-proteger-esfera-Silencio_0_1526047389.html).

Esta era una acción necesaria por el terrible deterioro que ha sufrido la esfera, y también un requerimiento para garantizar la conservación de uno de los cuatro asentamientos que conforman el sitio de patrimonio mundial del Diquís.

Techo el Silencio 3
Detalle de la esfera del sitio El Silencio. Foto: I. Quintanilla, 21 de noviembre de 2015.

No sé si este techo será efectivo. Tampoco sé que decir sobre el diseño. La intervención ya se dio. Ahí está. Igual sigue la esfera con sus exfoliaciones, grietas, falta de información y desintegración con su entorno. Imagino que poco a poco veremos más acciones estatales. Es lo justo y lo necesario.

La Navidad ya llegó al Sur. La esfera de El Silencio tiene techo.

Categorías
Escultura en piedra esferas de piedra Esferas de piedra precolombinas Lo que pienso de ...

Esferas precolombinas y una zorra que mira su sombra

Mi amiga Carolina me regaló un libro del gran Gibrán Jalil Gibrán para mi cumpleaños recién celebrado. Hoy domingo me he puesto a leerlo y he encontrado esta pequeña historia:

Cuando salía el sol, la zorra miró su sombra y se dijo “Necesito un camello para la hora de la comida.” Y buscó un camello durante toda la mañana. Llegado el mediodía, tornó a mirar su sombra, y pensó. “Me parece que me conformaría con un ratón.

Mientras lo leía recordé las sombras sobre las esferas de piedra y los amaneceres en Finca 6. Y es que al igual que lo percibió la zorra de la historia, en ciertos amaneceres en Finca 6 observamos nuestras sombras alargadas como si fuéramos gigantes.

Tan largas eran nuestras sombras que medían como 15 metros.  Al igual que la zorra pensando en la comida, nuestro almuerzo hubiera requerido una vaca entera.

Sombras en Finca 6 copia
Sombras alargadas en un amanecer en Finca 6. Foto: I. Quintanilla.

Hay tantas cosas ocurriendo a nuestro alrededor que ni nos damos cuenta de que ocurren. En el caso de las sombras, conforme el sol va subiendo ellas se van encogiendo hasta casi desaparecer al mediodía, especialmente si es en un día de sol cenital. Por eso la zorra pasó de buscar un camello a conformarse con un ratón.

Esferas con sombra
Esfera del Parque de Palmar Sur, Osa, un día de sol cenital cerca de las 9:30 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Aunque no seamos siempre conscientes, el movimiento del sol cambia nuestra percepción de las cosas. Las sombras y la luz son el fondo sobre el que ocurren muchos de estos cambios. Y esto no lo sabía la zorra.

Esfera Parque palmar sur agosto 2014
Esferas precolombinas del Parque de Palmar Sur, Osa en un día de sol cenital a las 11:35 de la mañana. Foto: I. Quintanilla.

Es bueno saber que la gente indígena que hizo y usó las esferas de piedra precolombinas entendían y gustaban de las sombras y de la luz. Las esferas les ayudaron a entender los cambios en el tiempo. Eran, entre otras cosas, objetos de memoria y de conocimiento. Estos indígenas descubrieron lo que la zorra no sabía en esta historia. Por que ellos sí entendían las sombras y sus movimientos.

Mas sobre esto:

https://ifigeniaquintanilla.com/2014/09/05/regalos-de-la-vida-y-de-la-arqueologia-un-amanecer-de-abril-en-finca-6/

https://ifigeniaquintanilla.com/2015/05/02/un-regalo-en-imagenes-las-esferas-alineadas-de-finca-6-y-el-sol-cenital/

Nota: el libro que me regaló Carolina se llama “El loco y Lágrimas y sonrisas”. Biblioteca EDAF, España. 1998.

Categorías
esferas de piedra

Cincuenta mil visitas y miles de gracias

Hace tres años empecé este blog. No tenía ni idea de cómo empezar ni qué decir exactamente; mucho menos sabía quienes lo iban a leer. Han pasado tres años, he escrito 89 entradas y lo han visitado mas de 50 000 veces.

13
Esferas en Bahía Ballena, Osa, ejemplo del abandono y la desidia. Foto: Diego Matarrita.

A lo largo del camino he encontrado seguidores fieles, inquietos y amables que me animan a seguir adelante. He conocido mucha gente por lo que he escrito y he tenido encuentros gratificantes de personas que me agradecen lo que hago y digo.

Me siento feliz de este blog. Me llena de alegría comunicar, compartir, sufrir y llorar por las esferas, por los lugares donde están, por el estado en que se encuentran.

el silencio esfera
Esfera del sitio El Silencio en su avanzado estado de deterioro. Foto: Diego Matarrita.

La voz en este blog es mía. Es mi opinión y mi conocimiento experto. Son mas de 20 años de estudio, de amor, de pasión y de un poco de locura -obsesión, dirán algunos- por las esferas, por la arqueología del Diquís y por una región a la que amo.

Rodrigo Rubí J.  Escultura antropomorfa P-299-BT-F. E-84 / Procedencia: Cd 80/82N 26W/42-65 cmb/d. Batambal, Palmar Norte, Puntarenas. Costa Rica. ft Rodrigo Rubí J. dic2012.
Escultura sin rostro del Diuís. Sitio Batambal, colección Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Rodrigo Rubí.

Este blog es mi herramienta para compartir lo que sé y lo que voy sabiendo. Es mi máquina para pensar en voz alta y para reflexionar no solo sobre las esferas, sino sobre todo lo que las acompaña

Lo empecé cuando me ahogaba por el mal estado de conservación de la mayoría de las esferas y de los sitios donde están. Me lancé a compartir mi pesar y preocupación por este patrimonio olvidado y maltratado. Aunque algunas cosas han cambiado, otras siguen igual. Eso significa que la tarea continúa porque el patrimonio es cosa de todos y principalmente porque me siento responsable por muchas cosas que yo encontré y estudié.

Ahora hay cuatro sitios con esferas de piedra declarados patrimonio mundial ante la UNESCO. Un logro pero mas que todo un gran reto. Yo sigo comprometida, vigilante y deseosa de ayudar en su protección, conservación y puesta en valor.

amanecer-12abril-3
Amanecer del 12 de abril en Finca 6. El sol sale alineado con las esferas de uno de los alineamientos del sitio. Foto: Diego Matarrita.

Las esferas son memoria; son memoria de los pueblos indígenas creativos, audaces y trabajadores que vivieron en el Diquís, en el Pacífico Sur de Costa Rica. Por esta gente que no conocí, por que ellos fueron capaces de hacerlas y tenerlas, por ellos, por respeto a su memoria y a sus descendientes, es que seguiré con este blog. Espero seguir contando con usted que me está leyendo. Acompañada, el camino es mas placentero

¡¡ Gracias!!!