Una arqueóloga ajena al espectáculo

El acto más esperado y mas concurrido del pasado Festival de las Esferas fue el concierto de inauguración con el grupo musical Los Ajenos como estrellas. Supongo que sus éxitos musicales Pamela Chu Pamela y Me vale un Cu generaron gritos, risas y alegría entre la gran multitud que se concentró en el parque de Palmar Sur el viernes pasado. Yo no los escuché. No quise. Me fui a tomar una cerveza lejos del ruido, de las luces y para no ver.

Festival de las Esferas 1
Las esferas como protagonistas en una noche de concierto en el Parque de Palmar Sur. Sirvieron como posa botellas, para subirse y ver mejor a Los Ajenos. Fueron mas ajenas que Los Ajenos.

A veces es mejor no ver. Es mejor evitar. ¿Para qué? La voz exhaltada del locutor que amenizaba el concierto antes de la presentación de Los Ajenos me empujó a huir. Sus repetitivas palabras llamando a agradecer al alcalde de Osa el logro de haber traído al Festival de las Esferas a este popular grupo me invitaron a no estar ahí. No por el alcalde -él es un político y hace su trabajo- sino por el contexto, por el lugar, por las esferas perdidas entre la multitud, porque lo que estaba ocurriendo ahí no tenía nada que ver con el patrimonio arqueológico, con su revalorización, con la historia, con nada de lo que me había llevado a colaborar con ese festival. 

festival de las esferas 4
Parte de la experiencia y del recuerdo de la visita al parque de Palmar Sur es fotografiarse junto a esta esfera. Es hermosa; es casi perfecta, mide cerca de 150 cm de diámetro, tiene una superficie pulida. En el pasado festival fue excluida del espectáculo. Supongo que casi nadie se fotografió junto a ella. Foto: I. Quintanilla.

Entiendo a los organizadores. Entiendo que quieran congregar gente. Entiendo que quieran alegrar el patrimonio. Entiendo que se hayan esforzado en no traer aburridos espectáculos culturales. Les respeto que las conferencias las dejen para entre semana. Comprendo que no promocionen los tours a ver los sitios con esferas con la misma vehemencia que lo hacen con la clásica carrera Las Esferas o con los grupos musicales. 

chicas con la esfera Carolina Arias
Estudiantes del Colegio Técnico Profesional de Osa en la gira para conocer las esferas de cerca. Foto: Carolina Arias.

Lo que no entiendo es cómo entienden los organizadores las esferas y lo que representan. Lo que no entiendo es porqué un festival orientado a la revalorización del patrimonio cultural, de fortalecimiento de la identidad local, de reconocimiento hacia los pueblos indígenas y su gran aporte a la historia colectiva, se vaya convirtiendo en la suma de actos sin contenido ni coherencia.

IMG_9512 (1)
La gestión del patrimonio arqueológico requiere sensibilidad, sutileza y coherencia. Quizá esto le esté faltando a los organizadores del Festival de las Esferas de Osa. Foto: Carolina Arias.

Yo tengo un problema. Me invitan a un lugar a hablar sobre las esferas, sobre arqueología o patrimonio cultural y voy. Con comida o sin comida; con buen hospedaje o durmiendo en un camastro; con transporte o sin él. Siempre acepto las invitaciones. Casi nunca, o mas bien nunca, recibiendo pago alguno mas que el agradecimiento de algunas personas.

Aunque mi papá se enojaba por esta tontería mía, siempre he justificado que hay que hacerlo por responsabilidad profesional y por amor a lo que hago. Sin embargo, mi pasada colaboración con el Festival de las Esferas ha sido como una bofetada.  He chocado con mi espejo y me he visto estando en un no lugar; me he visto bailando en un baile que no era para mí, ni para lo que yo hago.

festival de las esferas 5
La visita a Olla Cero a conocer los bloques de piedra como los que se pudieron haber usado para hacer esferas siempre es una grata experiencia. Aquí el grupo que participó en el recorrido.

Fui al festival porque me invitaron los encargados de la parte educativa. Di una conferencia el viernes al mediodía a 15 estudiantes sobre la biografía de los objetos y la escultura en piedra del Diquís. También ofrecí una visita guiada el sábado por la mañana a un grupo de 15 personas que quisieron conocer los secretos de las esferas. Como siempre, fue una grata experiencia compartir mi conocimiento y sentir que hay interés y ganas de saber y conocer más.

IMG_9491
En el recorrido sensorial pudimos sentir, tocar, ver, rodear, escuchar, percibir, aprender y hasta danzar alrededor de las esferas. Eso también es divertido.

Antes de venirme del festival, de regreso a mi casa, llevé las facturas con los gastos de alimentación a los organizadores. ¿Por qué lo hice? Sabía que no lo habían presupuestado y que solo comprometía a quienes se las entregara. La mirada de desconcierto de la coordinadora al verlas -no porque había comido caviar ni nada por el estilo, si no por el simple hecho de cobrar mi alimentación y parte del transporte- me confirmó que no estaba dentro de los planes de los organizadores pagar por mis gastos.

Sé que a Los Ajenos no les faltó la cerveza que pidieron, ni los jugos, ni los chocolates. Mucho menos les faltó el pago por su hora y media de espectáculo. Entonces, ¿por qué hubo una mirada de asombro por las facturas de la comida de la arqueóloga especialista? ¿Por qué no pueden pensar que los que estudiamos eso que les da prestigio como comunidad, de eso de lo que ahora se sirven los políticos, también tiene un valor? ¿Es que mas bien, en mi caso como arqueóloga independiente, debo pagar por estar ahí?

Sabía que mi participación era secundaria. Que ser especialista en el tema no significaba nada. Que compartir y transmitir mi conocimiento sobre el tema principal del festival no podía competir con Los Ajenos ni con ningún otro espectáculo. Que putada, ¿no? Aun así, fui e hice lo que me comprometí hacer.

Soy ajena al poder; soy ajena al mundo del espectáculo. Soy invisible y estoy ausente para los políticos de turno. Pero tengo una voz y un blog. Y como dirían esos catalanes de quienes aprendí a no callar: Perdoneu, pero algú debia de dir-ho. Y ese algú, soy yo, sin pedir perdón.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Gracias a Carolina Arias que me llevó en su carro y tomó las fotos; a Fito Guevara que me acompañó en el recorrido sensorial e hizo danzar a las chicas del colegio alrededor de las esferas. Gracias al Brunka Lodge que me dio cama para dormir. Gracias al antropólogo Carlos Morales, educador del Museo Nacional. Espero que no tenga que pagar mis facturas.

27 comentarios

  1. Cierto y lamentable estimada Ifigenia. Nada del relato me extraña, bueno, quizás me extraña que te extrañara. Que esto te sorprendiera. En parte porque nada ha cambiado, la estructura social sigue igual que en los últimos doscientos años: los indígenas siguen siendo indios o cholos y la arqueología sigue siendo piedras o huacas. Y nosotros seguimos siendo idealistas…

    Hay un “mal hacer” de la estirpe científica costarricense. Vos mejor que yo lo sabe. Es ese amor por lo que hacemos lo nos impulsa en hacerlo sin honor o beneficio, más que la satisfacción del deber cumplido. Y eso tiene a todos mal acostumbrados. Pero cualquier extranjero seudoespecialista, en lo que sea, cobra y nadie repara en el gasto. Pero hacia adentro, los ticos estamos imbuidos con la idea de que todo es gratis.

    Por lo demás, hace rato que sobrepasamos el umbral de la “banalización del patrimonio”. Nuestros contenidos socioeducativos no han cambiado mayor cosa. La historia nacional (no la posterior a 1502, sino aquella, la larga, la de milenios) sigue resumida al próximo bicentenario. La “identidad nacional” sigue siendo la trazada por la “suiza centromaericana”.

    Necesitamos una dosis de realismo. No para dejar de hacer lo que se hace, sino para dejar de acongojarnos cuando enfrentamos esa realidad.

    Ojala en tu de por sí amplio repertorio de saberes, abras campo al espacio a la denuncia social, pero sobre todo, a la profesional; de hacer ver con criterio de especialista estos sinsentidos, y las consecuencias al mediano y largo plazo de seguir banalizando nuestro patrimonio.

    Saludos fraternales,

    Bohián

    Me gusta

  2. Siento​ vergüenza ajena por todo lo que ha pasado tan insigne y profesional arqueóloga. Que pena que la charanga y la vulgaridad sean más cautivantes que el conocimiento de nuestra cultura material.

    Me gusta

  3. Ifigenia: La felicito por su extraordinario artículo. ¿Qué pasa en nuestro país? Poco días antes, la muerte cruel de una cocodrila, fue calificada acto como “Actividad Cultural”. ¿Será que la Humanidad está apurando el paso para su triste e inexorable final? Muchos otros hechos similares a esos dos lo preludian. Atte., mecm

    Me gusta

  4. Increïble, al·lucinant, de Jutjat de Guàrdia…
    Ànims, Ifigènia. Confio que la teva tossuderia i rebel·lia faci obrir ells ulls als responsables del Patrimoni Cultural de Costa Rica.

    Me gusta

  5. Querida Ifigenia, lo que vos contás da verguenza, es lamentable que eso suceda en Costa Rica. La cultura y sus exponentes es relegada, la charanga es lo que impera. Te cuento una anécdota: hace un par de meses atrá fui con José Pablo Jiménez ha conocer Batambal y Silencio, le preguntamos a dos taxistas de Palmar Norte que si nos llevaban a dichos sitios y sabés que cual fue su respuesta: ¡qué no sabían donde quedaban. Dichosamente Pablo guió a uno y llegamos a ambos lugares. Moraleja: ni los habitantes del lugar conocen de estos sitios. Que pena por lo que has pasado. Un abrazo.

    Me gusta

  6. Lamentable el uso comercial que se hace del patrimonio arqueológico y más, del patrimonio mundial. Y también deplorable el nulo interés por el trabajo profesional de los expertos. Abrazo grande.

    Me gusta

    • exelente leccion sabe que muchos de esas personas van por paseo diversion por fin de semana largo gula sin tener encuenta que estan en territorio sagrado cultural patrimonio de la humanidad los organizadores deben separar lo que es fiesta y esferas para no hacer ese centro social y no cultural de la humanidad cierto bueno lo de la cuenta jaja ya me imagino las caras porque cuando es de interes cultural solo personas que saben nos dejan de lado pero nosotros sabemos viva la cultura vivan las esferas unos pocos att viva la cultura vivan las esferas y su simbologia por eso escribi todo sin tildes para diferenciar eso como rechazo a la insulpacion

      Me gusta

  7. Estimada Ifigenia, qué pena y qué cólera ver las birras y changarros sobre las esferas!!! Ni se diga del valor secundario que dan los organizadores al conocimiento de alguien como vos! Quienes son los organizadores? Porque les urge capacitarse en temas de gestión sociocultural, de patrimonio y ampliar sus horizontes si quieren gestionar el parque de las esferas. El camino al infierno está lleno de buenas intenciones dice un dicho popular…. En este caso debemos las y los ciudadanos vigilar la gestión de ese tesoro de la humanidad, porque su administración bien podría convertirse en su destrucción.

    Me gusta

  8. Concuerdo con vos Pini y también me parecen acertados los comentarios de Bohian. Creo que a muchos nos impulsa el amor al patrimonio y en ese ideal nos metemos en nuestra realidad y una vez más no abrimos los ojos.
    Cómo vamos a reclamarle a una organización de un festival comunal, que utiliza como enganche comercial las esferas (turismo arqueológico?) Y el poco apoyo a la difusión del “conocimiento” cientifico, si ni siquiera nosotros los colegas damos difusión y nos presentamos a charlas de nuestra propia gente. Por los motivos que sean, ya me ha tocado a asistir a varias conferencias donde estamos uno o dos arqueólogos.
    Entonces también veamos hacia adentro y empecemos a difundir el trabajo y las presentaciones de nuestros colegas.

    Me gusta

    • Ni le conozco, pero le apoyo y esto es vergonzoso, pero muy común en nuestro país, lucirse con lo que no les ha costado, no hay empatía al fin. Repito que vergüenza y mis respetos vpara Usted Ifigenia

      Me gusta

  9. Lo siento por su pésima experiencia. Vivo en Bahía Drake… Entiendo su decepción… En este lugar he escuchado decir a la misma gente de aquí: “indígena? Qué asco!”… hay mucha ignorancia que mezclada con pésima educación, carencia de valores y dinero fluyendo en abundancia, hacen un coctel molotov anticultura.

    Me gusta

  10. Lamentablemente los organizadores, el alcalde y los que corean son parte de una sociedad que consume lo efímero y fácil de digerir. No hay que aceptarlo pero sí actuar en consecuencia participando de los espacios que formulan otra propuesta. El grupo es un “producto” que cobra alrededor de 3.5millones y es la única razón por la que está ahí. No es una cuestión de presupuesto, piensan de esa manera. Cuando pase de moda vendrá otro que logre juntar la suficiente cantidad de consumidores para justificar la participación de la cervecería. En esa sociedad, ese es el éxito. Cuídese mucho y gracias por expresar un pensamiento que congrega miles. Pude organizar varios festivales y en alguna ocasión me pidieron a este grupo o “algo parecido”. Me alegra mucho haber dicho que no. Si de entretenimiento se trata la banda del chiqui chiqui es mejor y si movemos el foco Cantoamérica es calidad :).

    Me gusta

  11. Lo siento….lo siento tanto Ifigenia!!!!.creo que todos debemos colaborar un poquito más con la organización del Festival….no sé..tal vez hacerle un FODA…o un reingeniería….o un planteamiento de objetivos…misión….visión…lo básico para retomar rumbo…y que nunca nos volvamos a salir de él???

    Me gusta

  12. Estimada Ifigenia: dolorosamente, nada de qué extrañarse. Este paisito, el más feliz del mundo, requiere que se pongan cuatro tarros a sonar para cualquier cosa. Pan y circo. Lo demas, sea lo que sea, es como ud. Lo dice, un no lugar. Yo no excuso al alcalde. Como máxima autoridad le compete labor de difusión cultural y labor educativa. Pero la fanfarria gana. Es insultante ver el turno montado en medio de las esferas. Es inimaginable que algo así ocurra en Teotihuacan, por ejemplo. Pero ahi las autoridades tienen claro cuál es su funcion porque entienden el tesoro que resguardan. Es insultante que el trabajo académico y cultural, no se retribuya. Pero eso da idea de a qué se le asigna valor en este país. El trabajo intelectual no se consideta trabajo. Es mas valioso “pagar” por expresiones que mas que populares, son popularecheras. La falta de respeto y circunspeccion hacia el patrimonio indígena es total, pero, qué otra cosa puede esperarse de un pueblo que se siente “blanco”, “europeo” en su ascendencia, que cree como lo dijo un cierto señor presidente en una feria internacional, no hace tanto, que acá, no habían indígenas cuando llegaron los españoles? Cómo podremos, como cultura, como pais, valorar nuestra herencia si siempre hemos renegado de ella? La ignorancia es mucha, Ifigenia, y la luz de sus investigaciones, al igual que su compromiso, simplemente, no se entienden. Efectivamente, para muchos, como dice el grupo de “extraños”, cuyo nombre identifica la posición de este pueblo: “importa un Cu”. ¡Lamentable!

    Me gusta

  13. Ifigenia mucho gusto, soy Cecilia Solano y vivo en Puerto Jimenez. Me intrigaba saber que clase de festival era. Ahora lo sé. Y que bueno que no fui porque le hubiera roto los tímpanos con mis aullidos por semejante sacrilegio que se estaba cometieno. Q vergüenza, que rabia,que ignorancia. Estas cosas no deben pasar, pueden volver a traer a los ajenos o los propios, es indiferente. Pero no se debe atentar contra el Patrimonio de la humanidad.
    Siempre he pensado que se debe proteger el espacio donde están, que no es llevársel las Esferas porque están a donde pertenecen, pero ya no le pertenecen a una sociedad q de por si es descuidada de sus tesoros. Ahora le pertenecen a la humanidad. Una humanidad que reconoce y acepta el vínculo que nos une a nuestra verdadera y sagrada naturaleza. Espero llegar a conocerla y que comparta conmigo sus conocimientos sobre nuestras Esferas, le prometo que los resguardare como un tesoro.
    Un abrazo.

    Me gusta

  14. Triste y cruda realidad y bajo la complicidad de las máximas autoridades del Museo Nacional, lamentable que la cultura y el arte quede relegada por eventos como moutain bike, atletismo, conciertos con gente ajena de la región, habiendo talento en los cantones del Sur.
    Admirable que se levante la voz viniendo de tan insigne ciudadana, saludos Ifigenia mi admiración perpetua..

    Me gusta

  15. Hay Ifi, que pena, este año no participé más que de una charla de Chamanismo en Bahía, los horarios de sus actividades quedaron completamente aislados para personas que trabajamos. Me decepciono demasiado cuando escuché que el concierto sería con este grupo, nunca comprendí la conexión con las esferas, ni la cultura. Es una pena. Esto es lo que no comparto de este sistema, nos entrenan para seguir el desmadre y dejar de lado lo sagrado.

    Me gusta

  16. Bellisisima exposición Efigenia, solo en algo no estoy de acuerdo con usted, con todo el respeto que se merece…-El es un político y hace su trabajo- …Es en lo único que difiero, un buen político tiene que luchar porque se respete nuestra identidad, más si representa a los que han sido los dueños de estas tierras. Un verdadero político, lucha por mejorar la calidad humana, no para degradarla. Saludes, estamos contigo…lo único es que no somos muchos.

    Me gusta

  17. Una vergüenza total… supe del evento, pasé varias veces por allí, muy bonito el nombre más no así lo que se promovío, tan sólo un turno más, otra oportunidad para pegarse la fiesta una vez más. Soy Oseño de corazón y es una lástima que no se aprovechen estas oportunidades para aprender de nuestras raíces, de nuestra historia precolombina que es la que nos pone en mapa mundial. Mil disculpas, me da mucha pena por lo ocurrido, a poner más atención el próximo año para de verdad mostrar el segnificado real del festival de las esferas de Osa.

    Me gusta

  18. Excelente! A veces se pierde el rumbo de una actividad cómo esta, porque la alimentación que se hace a la masa no es de educación, es de espectáculo, no es público ansioso de conocimiento, es un vulgo carente de sentido. ¡Cobre! Cobre porque si no saben apreciar, al menos que tengan que pagar. Cobre, porque si no aprecian lo que se les da de gratis, que por lo menos se hagan responsables de su propio absurdo…

    Me gusta

  19. Recuerdo cuando de niña hice mi primera participación en este festival, me llevó mi papá, lo recuerdo con cariño por que fue ahí donde la conocí en medio de charlas muy educativas. Recuerdo que me pidieron hacer un dibujo que representara el parque de las Esferas y con mucho gusto ese fue mi aporte en ese momento.. a lo largo de los años he participado de otras formas y siempre me llena de emoción saber que ya llega la fecha del festival. Sin embargo, con el paso de los años las cosas van cambiando y otras van perdiendo su sentido.

    Me gusta

  20. como hace falta el Doc y su equipo, esa vision, hay q unirnos y tomar este aporte de Ifigenia como una oportunidad de mejorar y volver a trabajar por el Festival y nuestro patrimonio, unidos, como comunidad

    Me gusta

  21. Gracias querid hermana por hacer de este espacio un ratito de luz en mi camino. El crecimiento siempre está a la vista de quien quiere ver… Gracias por ser una vos ahí! Sepa señorita que no está sola y que a este universo literalmente no se le escapa la tortuga…. No estás sola en este Camino..

    Me gusta

  22. Hola Ifigenia. Creo que no nos debemos de extrañar, desde hace tiempo que lo sabemos y lo hemos vivido, se valora más un concierto y aun más cuando es cobrado, con precios por las nubes y asistir a una charla de cultura (claro a menos que sea una tarea de los hijos) que la parte cultural de las comunidades. Lo que usted vivió y lo que muchos de nosotros hemos vivido en el sector ambiental, es básicamente lo mismo. Todas las campañas, todos los anuncios, todas las charlas y seguimos en las mismas. Lo que debemos de hacer es un cambio de actitud, sí casa uno cambiamos la actitud ante el ambiente, ante la cultura, ya podríamos decir que estamos iniciando un nuevo rumbo y solo tal vez en un futuro podamos ver los resultados.

    Por lo menos te tomaste una michelada, valió la pena. Y con respecto a los viáticos, se los dieron a “Los Ajenos”; así que imprimalos en una marqueta de hielo. Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  23. Que vergüenza que no se le diera el valor que se merecen las esferas y su historia en este festival , más aún teniendo a una experta ofreciendo su conocimiento y que nadie lo valore, muy mal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s