Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Escultura precolombina de la gran Chiriquí Esferas de piedra precolombinas

Un medio rostro de piedra o como la fragmentación genera nuevos objetos

La encontró el gran Samuel Lothrop en Finca 2 junto con otros fragmentos de esculturas de piedra en 1948. La encontré en el Peabody Museum de la Universidad de Harvard en diciembre del 2009, mientras estudiaba lo que había encontrado Lothrop en las antiguas fincas bananeras de Palmar Sur- Sierpe en la década de los años cuarenta del siglo pasado.

PM 18796D FRONTAL recor
Fragmento de escultura antropomorfa del Diquís. Colección Lothrop, Peabody Museum 18796-D. Foto: I.Quintanilla.

 

Me impresionó, y quizá es mi escultura preferida de las muchas que he estudiado. Es media cara. Medio rostro. Media cabeza ¿Para qué? ¿Por qué?

La fragmentación de esculturas y su re-utilización y posterior enterramiento fue una práctica singular de la gente que vivió en el delta del Diquís hará unos mil años. Recoger lo partido; partir lo completo…no lo sé. Lo que he visto son fragmentos usados y desgastados como esta media cara.

 

 

 

Media cara, un hombro, la base de espiga de una escultura, medio torso, una cabeza…No eran desechos. No eran parte de una práctica ritual de destrucción y enterramiento de objetos. No.

PM 18796D conjunto
Tres vistas del fragmento de escultura 18796-D de la Colección Lothrop que se resguarda en el Peabody Museum de la Universidad de Harvard. Foto I. Quintanilla.

Usaban los fragmentos. Les daban un nuevo sentido y significado. Ya no eran las mismas esculturas. Quizá no las habían hecho ellos o ellas. Eran nuevos objetos incorporados a nuevas prácticas sociales.

busto escultura
Cabeza de escultura reutilizada. Fue excavada en el sitio Batambal en el 2011 por un equipo del Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Rodrigo Rubí.

La gente del Diquís, además de las esferas, mantenían una fuerte relación con otros objetos de piedra. Esta era una relación que iba más allá de hacer esculturas de formas humanas y de otros animales, o de la mezcla de ambos. Creaban y recreaban los objetos. La materia no era un límite.

MNCR-ESC-14533 conjunto
Escultura del Diquís sin rostro y reutilizada después de perder la parte inferior.Colección Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Diego Matarrita.

A veces pareciera que los escultores del Diquís modelaban la piedra. Que la piedra era como arcilla. Pero la piedra es piedra y el arte de ellos fue trabajarla como si fuera barro. Y no sólo eso. Hicieron lo que quisieron. Tallaron, rompieron, reutilizaron…

Hace unos meses doña María Eugenia Bozzolli, nuestra gran antropóloga -la pionera- me envío un texto con notas que recogió entre los bribris de Talamanca. Dice ahí que para ellos la piedra es femenina; que tiene vida, que tiene un ser.

Creo que para la gente del Diquís -que no eran bribris- la piedra tallada tenía vida. Tenía un ser. Un ser que se resistía a ser descartado. Un ser que se reconvertía, y que curiosamente se sigue reconvirtiendo.

Rodrigo Rubí J. Escultura antropomórfica. P-299-BT-F. E-85 / Procedencia: 82N 24/26W/42-65 cmb/d. Batambal, Palmar Norte, Puntarenas. Costa Rica. ft dic2012.
Escultura fragmentada y reutilizad del sitio Batambal. Colección mUseo Nacional de Costa Rica. Foto: Rodrigo Rubí.

Hoy me impresionan los fragmentos de esculturas reutilizados. Tienen vida. Vida que les damos ahora. Vida antigua que se mantiene porque nos hablan de la gente que los hicieron y usaron. Vida que les damos porque necesitamos del pasado. Porque sin el pasado, y lo que ha quedado de él, somos poca cosa.

 

Cabeza de escultura reutilizada. Sitio Batambal. Foto Rodrigo Rubí.

Categorías
Conjunto escultórico de la Gran Chiriquí Escultura en piedra Esferas de piedra precolombinas Trapitos de dominguear

Un prisionero no es para dominguear …

Hoy es domingo, y toca disfrutar y estar relajados. Aunque la violencia física no puede ser objeto para la relajación, hoy quiero compartir las imágenes de una escultura que me conmovió desde que la vi por primera vez en los depósitos del Museo Nacional de Costa Rica.

Escultura de hombre atado de manos. Colección Museo Nacional de Costa Rica. Foto: Diego Matarrita.

Los datos de registro indican que  fue encontrada en la zona de Ciudad Cortes, en Osa, junto con otro conjunto de piezas requisadas a un comerciante de objetos precolombinos -Gonzalo González- en 1949 por el Resguardo Nacional. Después fueron entregadas al Museo Nacional de Costa Rica

Todo el conjunto es muy interesante y está compuesto por diversos objetos que incluyen esculturas de base de espiga, “hombres-armadillos”, felinos y otras esculturas de bulto. Casi todas pertenecen al período Chiriquí (800 d.C. 1550 d.C.).

Me llama poderosamente al atención la posición de la cabeza de esta escultura. Es uno de los pocos casos donde no está orientada al frente como en la mayoría de los casos, sino levemente levantada, como si estuviera forzada. También son llamativos el corte del cabello, el colgante o marca en el pecho y la boca mostrando los dientes.

Vista dorsal del hombre con sus ataduras. Foto: Diego Matarrita.

Al igual que muchas otras esculturas del Diquís, ésta se rompió en tiempos precolombinos y parece que siguió siendo utilizada.

Esta escultura es una representación muy importante, ya que permite conocer una forma de violencia física muy relacionada con el mundo de los hombres, con la guerra u otras prácticas de violencia y  con las maneras de mostrar a los perdedores. Mientras que en el período anterior -Aguas Buenas- los hombres muestran hachas y cabezas trofeo en sus mano, en el de esta escultura, en el período Chiriquí, casi que desaparece el guerrero triunfador y aparecen unos pocos casos como éste, donde no es la cabeza de un muerto sino el cautivo o el prisionero el que es representado.

Todo esto constituye un cambio en las prácticas rituales, en la valoración del enemigo y en las formas de adquirir prestigio y poder. Como en otros casos, la piedra fue un medio importante para plasmar el mundo simbólico de la gente que vivió en el Sur antes de la Conquista española. Además de las esferas, hubo toda otra serie de representaciones que hacen referencia a distintos aspectos de la sociedad. En este caso, un hombre desnudo y atado, nos acerca al mundo precolombino desde otra perspectiva: la violencia y sus representaciones.

Para conocer más sobre la escultura precolombina hay una entrada anterior: https://dramadelasesferas.wordpress.com/2012/06/15/companeros-de-viaje-de-las-esferas-la-escultura-precolombina-de-la-gran-chiriqui/

También elaboré una presentación en Prezi:

http://prezi.com/dwqr7dgdfi3d/la-escultura-en-piedra-de-la-gran-chiriqui/